En este artículo voy a restringirme a las terapias de grupo que estamos aplicando en la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitario “La Fe” de Valencia, unidad dirigida por el Dr. Luis Rojo. Previamente recordaré el concepto de Terapia de Grupo. Por tal se entiende la terapia basada en la utilización de pequeños grupos de pacientes, familiares u otras personas en forma planificada bajo guía profesional para inducir cambios en la conducta de aquellos.

Por una parte, cuando hablamos de “forma planificada” queremos decir que el grupo terapéutico no puede tener una composición aleatoria. Sus miembros deben:

•  Ser capaces de realizar la tarea grupal de examinar su conducta interpersonal

•  Estar motivados para participar en el tratamiento (esto es, sentirse insatisfechos con su modo habitual de realación con los demás)

•  Estar dispuestos a dar y aceptar feedback de modo respetuoso en el grupo

•  Estar abiertos a intentar nuevas conductas y formas de relación con los demás en el grupo

•  Comprometerse a asistir al grupo con constancia

 

Por otra parte, cuando hablamos de “guía profesional” queremos decir que El terapeuta grupal debe poseer ciertas habilidades sociales fundamentales:

•  Debe ser un interlocutor empático y sensible a la incomodidad específica que vivencia cada paciente en particular

•  Ha de descubrir las características de las situaciones que generan tensión

•  Debe estar al tanto de los fenómenos grupales y el modo en que afectan a la tarea grupal

 

 

 

Hay distintos tipos de terapia de grupo, según se utilice como criterio de clasificación el abordaje o el destinatario.

En la UTCA antes citada, aplicamos Terapias de grupo de tres tipos de abordajes diferentes:

•  Terapia psicoeducativa

•  Terapia cognitivo-conductual

•  Terapia interpersonal

 

Caracterizaré a continuación de forma breve estos tipos de terapia.

En primer lugar, por lo que respecta a la terapia grupal psicoeducativa, cabe decir que

•  Se estructura el grupo con el fin de suministrarle:

•  Pautas psicoeducativas

y

•  Estrategias de soporte que ayuden a combatir la desmoralización.

 

 

El componente psicoeducativo :

•  supone dar la información pertinente acerca de la naturaleza del trastorno con el objetivo general de favorecer cambios de actitud y de conducta;

y

•  tiende a eliminar los mitos y concepciones erróneas sobre el trastorno, corrigiendo los aspectos cognitivos equivocados en relación con la comida, la autoestima y las dificultades interpersonales.

 

 

 

En segundo lugar, la terapia cognitivo-conductual.

•  Combina la educación sobre los trastornos de la ingesta con el empleo de métodos conductistas y cognitivos.

•  El objetivo es lograr cambios a nivel cognitivo, afectivo y comportamental.

 

Entre los métodos conductistas aludidos figuran :

•  Autoevaluación

•  Planificación de comidas

•  Control de estímulos

•  Solución de problemas

 

Por su parte, con los métodos cognitivos se intenta corregir las distorsiones e ideas erróneas asociadas al trastorno, reemplazándolas por juicios racionales y realistas sobre la comida, la autoimagen y las relaciones interpersonales.

Los objetivos de estos métodos cognitivos son :

•  Detectar ideas disfuncionales acerca de comida, peso y forma corporales

•  Examinar la asociación entre autoestima y aspecto físico

•  Reestructurar imagen corporal alterada

•  Examinar la validez y función adaptativa de las ideas

•  Controlar estímulos

•  Solucionar problemas

 

 

En tercer lugar, la terapia interpersonal :

•  Está basada en el psicoanálisis y la escuela cognitivo-conductual, tiene como objetivo principal reducir las emociones negativas que aparecen como consecuencia de déficits en la esfera interpersonal.

•  Aborda de forma indirecta los trastornos de la alimentación, según el esquema siguiente:

Estrés interpersonal

 

Autoestima

 

Disforia

 

Emociones negativas

 

Trastornos de la alimentación

 

 

 

 

 

 

Según el destinatario de la terapia de grupo, ésta puede ser:

•  Terapia grupal de pacientes :

•  Terapia psicoeducativa

•  Terapia cognitivo-conductual

•  Terapia grupal de padres :

•  Terapia psicoeducativa

•  Terapia Interpersonal

 

 

Analizaremos brevemente estos distintos tipos de terapia de grupo

En primer lugar, la terapia psicoeducativa de pacientes que aplicamos en la UTCA del Hospital Universitario “La Fe”, consta de una serie de sesiones semanales (una por semana) de una duración media de 60 minutos que tiene lugar durante el período de hospitalización de la paciente.

Las sesiones tienen un papel informativo, de apoyo y motivacional, siendo la función de la información el que las pacientes tomen conciencia del tipo de trastorno que sufren y de sus riesgos.

En estas sesiones se tratan diversos temas, entre los que figuran :

•  Concepto y síntomas de los trastornos de la conducta alimentaria.

•  Factores biológicos, psicológicos, familiares y sociales de riesgo.

•  (Bas y Andrés, 2000) Pautas de conducta de la paciente ante las dietas, la insatisfacción corporal, el perfeccionismo, la baja autoestima, la impulsividad, la baja tolerancia a la frustración, la necesidad de control, la hiperrresponsabilidad, la agresividad, etc. de la paciente.

 

La terapia cognitivo-conductual, de momento, sólo se aplica a pacientes de bulimia nerviosa. Se sigue un protocolo de actuación inspirado en Fairnburn (1998), en el que se contemplan cinco etapas:

En la Etapa 1, el objetivo es mejorar la capacidad de autocontrol de la paciente. A este fin se usan autorregistros que:

•  aportan información significativa acerca del problema de alimentación.

•  ayudan a cambiar ..

En la Etapa 2, el objetivo es establecer un patrón de alimentación regular, usándose para ello técnicas de planificación de comidas y registros de control (monitorización). Asimismo en esta etapa se fija como objetivo adicional el que la paciente abandone los vómitos y el abuso de laxantes y diuréticos

 

En las etapas siguientes, los objetivos son buscar actividades alternativas sustitutorias, desarrollar en la paciente habilidades para manejar los problemas de la vida diaria que, si no se controlan, podrían desencadenar ingestas compulsivas, eliminar las dietas como uno de los principales desencadenantes y mantenedores de la ingesta compulsiva y desarrollar en la paciente la habilidad para manejar su preocupaciones acerca de la figura y el peso. Finalmente, a la paciente se le enseñan técnicas para evitar recaídas.

 

Como psicóloga, quisiera destacar algunas de las técnicas que en estas etapas se aplican para que las pacientes manejen (controlen) sus preocupaciones acerca de su figura y peso.

 

Para controlar los pensamientos catastróficos, se aplica terapia cognitiva. Para el control de las emociones negativas se enseñan las técnicas de respiración profunda y relajación. El afrontamiento de las preocupaciones por la figura y el peso se consigue mediante las técnicas de exposición interoceptiva y exposición in vivo. Se superan esas preocupaciones creando las situaciones temidas. Y, finalmente, se mantienen los logros mediante técnicas que, preparando afrontamientos futuros, evitan recáidas y reoprganizan la vida de la paciente.

Refiriéndonos estrictamente a la terapia cognitiva, como medio de controlar los pensamientos catastróficos, diré que este tratamiento es una forma estructurada de cuestionar la validez de los pensamientos automáticos, que se parece mucho al método científico, pues en lugar de aceptar los pensamientos como verdades incuestionables, les da el carácter de meras hipótesis que deben ser contrastadas empíricamente. Desde el momento que los pensamientos son meras hipótesis, pueden ser perfectamente cambiados , dado que son fruto del aprendizaje y, del mismo modo que los hemos aprendido, podemos desaprenderlos. Una forma muy eficaz de cambiar nuestros pensamientos es, precisamente, recibirinformación poderosa que los contradiga .

Como terapia cognitiva se aplica en la UTCA citada la Terapia Racional Emotiva (R.E.T.), que pasa por las siguientes fases :

•  Explicación del A-B-C a la paciente .

•  Explicación de los criterios de racionalidad

•  Objetividad

•  Intensidad y/o duración

•  Utilidad

•  Lenguaje

•  Discusión verbal o cognitiva

•  Búsqueda de alternativas

•  Discusión de las creencias que aparecen en la bulimia, y de los pensamientos irracionales

•  Creencias de control/descontrol :

•  Creencias sobre comida y peso :

•  Creencias sobre la propia imagen corporal :

•  Creencias de baja autoestima :

•  Tipos de pensamientos irracionales :

•  Personalización

•  Sobregeneralización

•  Catastrofismo

•  Todo o nada

 

 

Hasta aquí las terapias que se aplican a grupos de pacientes en la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria “La Fe” de Valencia.

También se aplican técnicas grupales de padres, en concreto terapia psicoeducativa de padres y terapia interpersonal de padres.

Por lo que respecta a la terapia psicoeducativa, siguiendo las opiniones de Vandereycken, Castro y Vanderlinden (1991), tratamos a las familias son tratadas como meramentefamilias de un miembro hospitalizado y no como familias patológicas. Les ofrecemos soporte, orientación y asesoramiento educativo en orden a su tratamiento global y la adquisición de habilidades en la resolución de problemas.

El tratamiento consta de una serie de sesiones semanales (una por semana) de una duración media de 30 minutos que tiene lugar durante el período de hospitalización de la paciente.

Estas sesiones tienen un papel informativo, de apoyo y motivacional. La función de la información es que los padres tomen conciencia del tipo de enfermedad de su hija y de sus riesgos. La función de apoyo del asesoramiento familiar es básica dado que el enfrentarse al ingreso por razones psiquiátricas de un miembro de la familia suele generar sentimientos de culpa y preguntas sobre “en qué hemos fallado con nuestra hija”. Finalmente, la función motivacional permite redefinir el papel de los padres, haciéndoles abandonar la creencia de que ellos no pueden aportar nada

En estas sesiones se abordan temas similares a los tratados en la terapia psicoeducativa de pacientes.

 

Concluiré este breve panorama, abordando la terapia interpersonal de padres (TIP) que, asimismo, aplicamos.

Mediante la TIP , tratamos de mejorar las relaciones interpersonales entre padres e hijos, y cambiar la actitud de la familia hacia la paciente a través del conocimiento de la enfermedad y de las conductas problemáticas

El tratamiento consta de 13-16 sesiones semanales y una sesión de seguimiento cada dos meses, durante un período de 8 meses. Son sesiones de 70 minutos.

Las sesiones iniciales (siete en total) tienen como objetivos:

•  Identificar el área-problema

•  Analizar los síntomas de las familias y las relaciones interpersonales entre padres e hijos que están conectadas con los síntomas

•  Abordar los aspectos satisfactorios e insatisfactorios de las relaciones familiares.

•  Analizar las expectativas que la familia tiene respecto de la hija, y su grado de cumplimiento.

•  Abordar los cambios que la familia desearía que se diesen en las relaciones que mantienen con las pacientes.

•  Clarificar el área-problema (las disputas interpersonales), y fijar objetivos..

 

En las sesiones intermedias (asimismo, siete en total), los objetivos son ahora:

•  Identificar la disputa, sus causas y sus relaciones con los síntomas.

•  Elegir el plan de acción

•  Modificar las expectativas

•  Modificar la comunicación. Esta modificación pasa por enseñar técnicas para :

•  Escucha activa

•  Estilos de comunicación

•  Hacer y recibir cumplidos

•  Aprender a hacer y a recibir críticas

•  Aprender a afrontar la hostilidad

 

 

 

En las sesiones finales (cuatro o seis), se repasan las sesiones anteriores y se habla de cosas pendientes; se acuerdan seguimientos (más o menos a los 2 meses), se resuelven conflictos y se evalúan los resultados alcanzados en el tratamiento.

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía

Fairburn, C. (1998): La superación de los atracones de comida , Barcelona, Paidós.

Bas, F. Y Andrés, V. (2000): Trastornos de la alimentación en nuestros hijos , Eos, Madrid.

Yalom, V.J. y Vinogradov, S. (1998): “Terapia grupal interpersonal”, en Kaplan, H.I. y Sadock, B.J. Terapia de grupo , Ed. Médica Panamericana, Madrid, págs. 201-211.

Rose, S. (1998): “Terapia de grupo cognitivo-conductual”, en Kaplan, H.I. y Sadock, B.J. Terapia de grupo , Ed. Médica Panamericana, Madrid, págs. 224-233.

Harper-Giuffre, H. y MacKenzie, R. (1998): “Terapia de grupo en los trastornos de ingesta”, en Kaplan, H.I. y Sadock, B.J. Terapia de grupo , Ed. Médica Panamericana, Madrid, págs. 485-502.

Vandereycken, W., Castro, J. Y Vanderlinden, J. (1991): Anorexia y bulimia. La familia en su génesis y tratamiento , Barcelona, Martínez Roca.

Fernández Moreno, L. (2000): La familia como grupo. Abordaje interpersonal , Material Mimeografiado del Diploma de Capacitación en Unidades de Trastorno de la Conduca Alimentaria, EVES, Valencia.

Turón Gil. (1997): Trastornos de la alimentación. Anorexia nerviosa, bulimia y obesidad , Barcelona, Masson.

Bel Villar, M. T. (1997): “Grupos psicoterapéuticos en los trastornos alimentarios”, en Turón Gil. Trastornos de la alimentación. Anorexia nerviosa, bulimia y obesidad , Barcelona, Masson, págs. 195-208.

Fernández-Aranda , F. Y Turón Gil, V.J. (1998): Trastornos de la alimentación. Guía básica de tratamiento en anorexia y bulimia , Barcelona, Masson.

Gloria Cava

Psicóloga

UTCA Hospital Universitario “La Fe”

Valencia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies