Patricia A. Resick, Monica K. Schnicke. Cognitive Processing Therapy for Rape Victims. A Treatment Manual. Interpersonal Violence: The Practice Series. Sage. 1996. 178 p. El idioma en que está escrita esta obra es el inglés y se trata de una descripción detallada, sesión a sesión, de la Cognitive Processing Therapy (CPT) aplicada a víctimas de abusos sexuales.

Patricia A. Resick es doctora en psicología clínica por la Universidad de Georgia. Actualmente es profesora de psicología y directora del Center of Trauma Recovery en la Universidad de Missouri-St. Louis y sus investigaciones se han centrado en la evaluación y tratamiento de las víctimas de delitos, especialmente en el trastorno de estrés postraumático y la depresión en víctimas de violación. Por su parte, Monica K. Schnicke era alumna de doctorado en el momento de la publicación de la obra. Colaboró con la profesora Resick como terapeuta  de víctimas de agresiones sexuales. Actualmente, trabaja en el St. Louis Veterans Administration Medical Center.

Las fuentes utilizadas por las autoras son tan bastas que ocuparían mayor extensión que la presente reseña: la American Psychiatric Association, obras de Beck y de la propia Patricia A. Resick, entre otras muchas. La mayoría tratan sobre terapia cognitiva, de conducta, ansiedad, estrés postraumático y el impacto psicológico de la delincuencia sobre las víctimas.

Las autoras recopilaron datos durante 4 años de investigación. El formato de la terapia era mayoritariamente grupal y acogía a mujeres violadas al menos 3 meses antes de la primera evaluación, sin historia de incesto y sin otras patologías o abuso de sustancias. Hubo evaluaciones antes del tratamiento, después y 3 y 6 meses después de finalizar el tratamiento. Los resultados se compararon con el grupo control, en lista de espera. En total, 45 mujeres completaron la terapia con al menos dos evaluaciones, 36 en formato grupal y 9 en individual. Se realizaron las evaluaciones a los 3 y 6 meses a 31 mujeres, mientras que en la terapia individual todas completaron las cuatro evaluaciones.

El propósito de este libro es guiar a los profesionales en la aplicación de la CPT específicamente a víctimas de violación.

El volumen consta de veinte capítulos agrupados en tres apartados (Rape and its aftermath, CPT: session by session, Special Considerations). Cada capítulo referido a una sesión de terapia termina con una especie de plantilla de las tareas para casa que podremos usar como ejemplo. Los resultados en investigación aparecen en el último capítulo, detallados en tablas y gráficos. En las últimas páginas encontramos la bibliografía e información sobre las autoras.

En la primera parte de la obra se explican los síntomas más frecuentes tras sufrir un abuso sexual, la Teoría del Procesamiento de la Información y el primer contacto con las víctimas. La segunda parte está enteramente dedicada a la CPT sesión a sesión. La tercera parte analiza las diferencias entre la terapia grupal e individual, características del cliente y el terapeuta que pueden afectar a la terapia y los resultados de la investigación.

Personalmente, esta obra me ha resultado muy útil. Buscaba un libro práctico y eso es lo que me encontré al leerlo. La organización es lógica, la introducción teórica nos recuerda lo que ya aprendimos en la universidad; a continuación, las sesiones 1 a 12 de la terapia, para acabar con otros asuntos a tener en cuenta durante la terapia.

Las explicaciones paso a paso de cada sesión son detalladas, claras y breves (entre 6 y 14 páginas). Cuando digo detalladas quiero decir que van paso a paso: pídele al cliente las tareas para casa y que las lea en voz alta, fíjate en las creencias que la están bloqueando…si no hizo las tareas pregunta por qué…y así hasta finalizar la sesión.

También me llamaron la atención las transcripciones de diálogos de terapias realizadas por las autoras, tanto individuales como en grupo. Nos da una idea de lo que nos podemos encontrar o de lo que contestar a ciertas creencias del cliente.

Al final de cada sesión y después de la explicación de la tarea de la semana aparece una especie de ficha con dicha tarea (Homework Assignment). Sólo nos quedaría pasarla a ordenador (y traducirla, claro). En la siguiente sesión encontraremos la tarea rellenada por una cliente real a modo de ejemplo.

En cuanto a los diálogos de ejemplo, espero que hayan sido elegidos por su representatividad, ya que son muy concretos. Es decir, más nos vale que nuestro caso se ajuste a lo descrito. Dada la experiencia de las autoras, asumo que las reacciones y respuestas de estas mujeres son las más frecuentes y con las que nos encontraremos en nuestra práctica cotidiana.

En conclusión, creo que es un manual a tener en cuenta si se os presenta un caso de agresión sexual en el que detectáis síntomas de TEPT.

LIDÓN ARNAU MONTAÑÉS

23 Promoción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies