A continuación presentamos en primicia para vosotros los primeros resultados del análisis de la encuesta sobre actitudes sociales que, como recordaréis, incluimos en la anterior edición de la revista CO.CO. El Correo Conductual.

Queremos agradeceros vuestra colaboración ya que, conseguimos pasar la encuesta a 425 personas. Escogimos sólo a los sujetos cuyas edades oscilaban entre 23 y 45 años, incluyéndose personas de todas las profesiones excepto la de psicólogo. El sexo de los encuestados estaba casi balanceado: 189 hombres y 236 mujeres.

El objetivo de la encuesta era averiguar empíricamente hasta que punto es cierto lo que muchos fóbicos sociales piensan en una interacción social. Durante años hemos debatido esos pensamientos automáticos y esas creencias disfuncionales buscando alternativas mucho más realistas, pero ¿realmente la gente es tan “bien pensada” como les aseguramos a nuestros clientes en terapia?. Rotundamente sí. La encuesta nos demuestra que, al menos 425 personas de la Comunidad Valenciana y otras comunidades adyacentes, tienden a pensar como desde el enfoque de la terapia cognitiva aseverábamos. Creemos que estos datos os serán de gran utilidad en vuestra práctica clínica. Veamos los resultados.

Las primeras preguntas de la encuesta iban encaminadas a evaluar la veracidad de la creencia “me notarán ansioso”. Generalmente llegan a esa conclusión basándose en sus propias sensaciones físicas, y las aportan como dato irrefutable de que se les percibe ansiosos.

Sin embargo, a la pregunta ¿en qué notas que alguien está nervioso cuando habla contigo ?, la mayoría de los encuestados hace referencia a la conducta externa, como la mirada esquiva (18%), el movimiento constante (33%) o el habla rápida y vacilante (13%). Muy significativo fue que sólo un 1% hizo referencia a la tartamudez, al sonrojo o al sudor. Lo que demuestra claramente que las respuestas de ansiedad que se perciben exteriormente son las operantes, las conductas de seguridad, lo que la gente hace para que no se le note la ansiedad, y no las respuestas fisiológicas involuntarias.

El 51% de los encuestados contesta que si aparece sólo una de estas señales de ansiedad, sí pensaría que la persona está nerviosa, mientras que el 42% no lo pensaría; aunque el 95% dice que no va buscando signos de ansiedad en el otro cuando habla con alguien. A destacar este altísimo porcentaje, puesto que, sin embargo, los fóbicos sociales tienden a pensar que los demás van buscando esas señales en ellos.

La siguiente pregunta intentaba evaluar la creencia de que la gente se aprovecharía de ellos si se les notaba ansiosos. La mayoría dice actuar con normalidad (34%), o incluso más positivamente (ayudándole o siendo amable) un 33%, unos pocos dicen “contagiarse” de la ansiedad (10%) y el resto corta la conversación o no sabe (10%). Menos del 1% contestó que se aprovecharía de la ansiedad del otro.

Al evaluar si realmente los demás van a pensar mal del fóbico social en el caso de que éste muestre signos de ansiedad, obtuvimos los siguientes resultados:

Si estás hablando con alg u ien y notas que está nervioso ¿qué piensas de él/ella?

– ¿tendría menos valor para tí como persona?: el 99% no

– ¿lo considerarías débil, inmaduro?: 95% no

– ¿lo considerarías menos inteligente?: 99% no

– ¿crees que está mintiéndote?: 66% no; 25% sí

– ¿lo rechazarias como amigo?: 97% no

– ¿dejarias de hablar con él/ella?: 97% no

– ¿quieres que acabe pronto la conversación?: 54% no

– ¿crees que es una persona má humana/sensible?: 33% sí

– ¿sentirías empatía/simpatia hacia ella? 50% sí

– ¿te gustaría ser su amigo?: 43% Sí, 48% depende

– ¿creerías que quiere ligar contigo si es del sexo contrario?: 78% no, 5% sí

– Si es del mismo sexo ¿creerías que es homosexual? 97% no

 

La siguiente pregunta indaga sobre las razones por las que los encuestados pensaban que las personas se ponen nerviosas en situaciones sociales. El 52% contestó que si alguien se pone nervioso en una situación social es por miedo o timidez, el 14% lo atribuyó a problemas personales, el 90% a desconocimiento y sólo el 1% a atracción sexual.

Otro objetivo de la encuesta era ver el efecto de las típicas conductas de seguridad o de escape de los fóbicos sociales. Con respecto a evitar mirar a los ojos, el 42% pensaría que la persona hace eso porque no le interesa la conversación, el 39% no pensaría nada especial, el 10% pensaría que esconde algo y el 6% que es antipático.

Si hablan en un volumen de voz bajo, el 42% no pensaría nada especial, el 11´4% que es raro o le pasa algo, el 9% que esconde algo, y el 1% que es antipático.

Si contesta usando monosílabos o frases cortas, la mayoria (34%) pensaría que no le interesa la conversación. Si habla muy rápido o muy lento el 52´4% no pensaría nada especial y el 13% que es raro o le pasa algo.

Si se pone las manos sobre la cara el 25% no pensaría nada especial y el 23% que es raro o le pasa algo. Si habla poco, el 40´5% nada especial y el 28% que no le interesa la conversación.

Si vas andando por la calle y un conocido no te saluda y crees que te ha visto, el 40% pensaría que está enfrascado en sus cosas, el 22´6% que le cae mal, el 8% que es imbécil, y el 11% que es tímido.

El siguiente bloque de preguntas investiga los pensamientos de las personas ante conductas de hablar o participar en una clase o reunión de trabajo, con el objetivo de evaluar el pensamiento fóbico “si hago una pregunta obvia, tonta o de forma nerviosa, pensarán mal de mí”. Los resultados fueron:

¿Qué piensas de alguien que…

– hace una pregunta? 57% le interesa mucho el tema

– pregunta algo evidente? 24% no ha entendido; 21% se

hace el interesante

– pregunta algo que se acaba de explicar? 24% no ha

entendido; 21% se hace el interesante

– pregunta algo nerviosamente? 44% es tímido; 34% tiene

miedo

– pregunta algo agresivamente? 45% poca educación,

agresivo…

– nunca pregunta nada? 57% timidez, miedo; 25% es listo,

no tiene dudas

– constantemente preguntas cosas? 48%

– parece que en vez de preguntar piense en voz alta? 42%

pesado.

 

En la siguienta parte, evaluamos las diferentes conductas posibles en una fiesta, cena, o evento social lúdico y los pensamientos que conllevaría.

Para evaluar las creencias de los sujetos dismorfofóbicos se plantearon las siguientes cuestiones sobre defectos físicos.

¿Qué pensarías de alguien que…

 

– no habla: 65% es tímido

– no sonrie: 23% es serio; 19% es tímido; 26% no está a

gusto

– contesta con monosílabos: 26% tímido

– permanece apartada: 45% timidez o miedo social; 23%

incómodo o está a disgusto; 16% antisocial, no le interesa

la gente

– da su opinión: 30% extrovertido; 11,5% integrado; 7%

seguro; 11% nada.

– habla fluidamente: adjetivos positivos (extrovertido,

bien… 84´5%) adjetivos negativos (charlatán, bebido,

pesado…: 9%)

– no para de hablar: negativo 83%; positivo 8%; nervioso 8%

 

Por último con el fín de evaluar las cualidades que se buscan en los amigos, y si las conductas asertivas son valoradas o no, se diseñó el último bloque de preguntas

¿qué defectos físicos de una persona harían que no te apeteciese ser su amigo?

– ninguno: 94%

– sucio, olor: 5%

¿qué defectos físicos de una persona te impedirían sentirte atraído sexualmente hacia ella?

– ninguno: 25%

– obesidad: 20%

– deformaciones, minusvalía: resto

¿qué defectos físicos de una persona te impedirían enamorarte de él/ella?

– ninguno: 38%

– obesidad: 10%

– deformaciones en el rostro: 9%

¿qué características físicas de una persona te atraen para querer ser su amigo? 78% ninguna

¿qué cualidades personales te gustan en tus amigos? 56% sinceridad; 16% lealtad; 15% honestidad

 

A destacar que el 95% seguiría considerando amigo a una persona que expresa su enfado o sentimiento negativo por algo que uno ha hecho, y el 98% si la persona expresa sus opiniones sinceras. Sin embargo solo el 60% considera amigo a alguien que simpre está de acuerdo con ellos.

Los resultados no pueden ser más claros:

1. Los respondentes fisiológicos de ansiedad son poco perceptibles desde fuera, incluso los más evidentes: rubor, sudor y temblor.

2. Sin embargo, las conductas de seguridad, lo que el fóbico hace para que no se le note la ansiedad, se perciben más.

3. Las diferentes creencias profóbicas evaluadas: La gente busca signos de ansiedad, si me notan ansioso se aprovecharán de mí, pensarán mal de mí (debilidad, menor inteligencia, falsedad…) si hago una pregunta tonta… etc. no se confirman en absoluto.

4. Ser asertivo se considera una cualidad importante en la amistad.

5. El aspecto físico es una variable poco relevante en la amistad y el enamoramiento.

(C. Pastor y J. Sevillá, 1999)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies