NO DEJES PARA MAÑANA LO QUE PUEDAS HACER HOY.

LA PROCRASTINACIÓN.

ARACELI CALATAYUD. CETECOVA

A todos nos ha pasado de vez en cuando que tenemos una tarea por delante que no nos agrada mucho o nos parece costosa, la vamos postergando todo lo que podemos hasta que, cuando no tenemos más remedio la acabamos haciendo…

Si sólo pasa alguna vez esto es normal, el problema aparece cuando ése “de vez en cuando” se convierte en una dinámica habitual de nuestras vidas, bien puede ser en el trabajo, en las finanzas, en nuestros estudios… aquí ya estamos hablando de un problema de Procrastinación.

La Procrastinación se caracteriza por no afrontar el objetivo que tenemos que realizar, bien sea hacer un trabajo de clase, estudiar para un examen, hacer facturas, atender las tareas domésticas y un gran etcétera … en pro de actividades placenteras a corto plazo, o por lo menos más gratificantes, a pesar de saber que se tiene que realizar y que en el caso de no hacerlo las consecuencias pueden ser graves; desde un despido, un suspenso, la no obtención de un título o tener que pagar más impuestos, etc., etc.

Normalmente el procrastinador no es un vago, ya que sí tiene claro que hay un objetivo a realizar, y a diferencia del vago, sí sufre, sabe que lo está haciendo mal y se siente culpable por no afrontarlo y realizarlo.

Es entonces cuando para no sentirse culpable, aparece el autoengaño y se dice cosas como: “si me entretengo un poco en éste videojuego luego estaré más contento y rendiré mejor”, “si quedo con los amigos luego tendré más ganas para realizarlo”, “si ordeno mi habitación primero luego tendré más ganas de estudiar porque lo veré todo en orden…”, “si veo un rato la tele luego estaré más despejado”…, por lo que se centran en tareas secundarias más gratificantes, escapando a corto plazo del malestar de afrontar la tarea principal y no afrontan directamente la tarea objetivo y es ahí dónde caen en la trampa de la Procrastinación y el mantenimiento de su problema.

Todos procrastinamos en algún área de nuestra vida, pero si ves que esto para ti es un problema, que lo sueles hacer habitualmente y, lo más importante, que te perjudica en el día a día y no logras conseguir tus metas… ¡no lo dudes! cPonte en manos de un terapeuta cognitivo conductual que tenga la experiencia , técnicas, habilidades y estrategias necesarias para ayudarte a poder superarlo. Te enseñará a aumentar tu motivación por las cosas, dándole un valor a la tarea que realizas, reinterpretando que sí se puede conseguir y dándote las pautas necesarias para que vayas viendo resultados a corto, medio y largo plazo, porque se supera y ¡¡¡sí se puede!!!  Adelante y ¡¡¡no Procrastines más!!!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies
1 2 3 4 5 6 7 8