LA CALIDAD HUMANA DEL CLÍNICO: UNA HERRAMIENTA MÁS EN TERAPIA.

Lorena Amado Pallarés

Psicóloga Sanitaria

Máster en Psicología Clínica. 15ª Promoción

Aún recuerdo, como si fuese ayer, la clase del máster que trataba sobre las  “Cuestiones éticas en Psicología Clínica”. Ya en aquel momento, me pareció bien interesante contemplar este contenido en un programa de formación para psicólogos clínicos. Actualmente, según mi experiencia, completamente necesario.

Según la Real Academia Española, el término psicólogo tiene dos acepciones. Por un lado, es un especialista en psicología y, por otro, dicho de una persona, dotada de especial sensibilidad para el conocimiento del comportamiento humano. En nuestro sector profesional se asume que, todas las personas que nos dedicamos a la Psicología clínica, contamos con las habilidades necesarias para abordar esta tarea y que incluso gozamos de una calidad humana que nos hace situarnos frente al otro desde la igualdad. Sin embargo, no siempre es así… en ocasiones, conviene recordar que el cliente es una persona que sufre porque uno de los rasgos del ser humano es precisamente ese, que sentimos y sufrimos.

Por supuesto que necesitamos formación continuada y tratar de evitar el error de creer que sabemos demasiado. En ocasiones se presentan casos complejos que nos obligan a revisar nuestros conocimientos y la manera de hacer frente a cada intervención. Te hacen consciente de que precisas más lectura, más profundización, más estudio, más formación. En mi opinión, precisamente por esa razón es importante elegir itinerarios específicos para el momento profesional en el que cada uno se encuentre.

Pero también habilidad y experiencia para poner en práctica esos conocimientos y poder desarrollar las tareas de la terapia. Sin ánimo de ser exhaustiva ni excluyente, enumeraré algunas cualidades personales, a mi juicio, imprescindibles:

  • Humildad, reconocer que hay casos que exceden nuestra competencia y que todavía no estamos preparados para abordarlos. Ya sea por nuestra formación, nuestro momento vital, nuestras experiencias pasadas, o por cualquier otra razón… aunque nos cueste asumir la duda, el porqué sin respuesta. Y aceptar que no somos nosotros, a pesar de acudir a nuestra consulta, los que podemos brindar la ayuda que necesitan.
  • Honestidad, para derivar en el momento preciso. Además de ser, en mi opinión, un acto de responsabilidad y compromiso con la persona que demanda ayuda,  quizá sea esa nuestra labor: ofrecerle otras alternativas, otras oportunidades.
  • Sencillez y claridad, hablar para que nos entiendan, utilizar su mismo lenguaje, trabajar con sus propias metáforas, con la forma que tienen de expresar su problema… haciéndonos eco de cómo nos cuentan su historia.
  • Creatividad, para combinar su “agenda” con nuestros objetivos terapéuticos, gestionar las prisas de los clientes por encontrar solución a sus problemas, para saber adaptar las técnicas a las personas y no al revés.
  • Flexibilidad, con la planificación de nuestra agenda, los cambios, las anulaciones, los abandonos…”La vida es”, no todo sucede tal y como lo habíamos previsto.
  • Sentido del humor, cuando sea posible, para enfrentar temas delicados con un toque de gracia. Quizá nos sea más fácil llegar a la otra persona, y así pueda relativizar algunos de los pensamientos irracionales que le asustan, le boicotean, le anulan y/o le impiden afrontar sus miedos, sus inseguridades… su día a día. Además, obviamente, trabajaremos las técnicas cognitivas de manera formal con el fin de que se conviertan en una estrategia válida para resolver sus problemas actuales y futuros.
  • Respetar sus momentos, sus idas y venidas, sus acuerdos y confrontaciones, porque, al fin y al cabo, conforman su vida. No todos quieren cambiar cuando nosotros nos lo proponemos. No tenemos el control sobre sus propias decisiones. Son ellos, a través de nuestro acompañamiento, vinculación y alianza terapéutica, los que han de decidir cuándo quieren cambiar. Ya pondremos nosotros las técnicas y estrategias oportunas en marcha para que así suceda.
  • Compasión, ser conscientes del sufrimiento del otro desde la igualdad, tener interés en promover su bienestar y dar prioridad a sus necesidades para intentar aliviar su dolor. De hecho, la promoción del bienestar ajeno es una de las principales motivaciones para las personas que ejercen profesiones de ayuda.
  • Profesionalidad, para saber qué hacer y cómo ejercer una práctica clínica adecuada en cada caso. Pero también para reconocer que los problemas de los clientes son suyos, que precisamente estamos con ellos porque sufren. Nuestra misión es dirigir, guiar y acompañar en su proceso terapéutico, de modo que puedan conseguir resolver el problema emocional con el que acuden a consulta.

Estas reflexiones son fruto del desarrollo de mi experiencia clínica, pero no tienen por qué ser asumidas en su conjunto, ni siquiera por todas las personas. Aunque si su lectura hace que nos planteemos, cambios, mejoras, retos… me daré por satisfecha. El hecho de tener este espacio para hacerlas visibles es ya un regalo.

Doy gracias a todas las personas que han hecho posible mi desarrollo profesional, clínico y personal. Por supuesto incluyo a mis clientes, con los que aprendo día a día y hacen que continuamente valore y revise tanto mis conocimientos como mis habilidades. Ojalá ellos puedan decir que mi manera de ser, mi calidad humana, además de todo lo aprendido en terapia, haya contribuido y sea una herramienta más en su bienestar, crecimiento y mejoría clínica.

Aprovecho también para agradecer a Carmen y a Juan por todas las oportunidades que me han brindado a lo largo de estos años. Por ser un referente de calidad humana, docente y clínica. Así sea por muchos años más.

Lorena Amado Pallarés

Psicóloga Sanitaria

Máster en Psicología Clínica. 15ª Promoción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies
1 2 3 4 5 6 7 8