Varón de 30 años, universitario, buena posición socio-económica. Al comenzar la terapia vive con sus padres (que están al corriente del problema), aunque se independiza durante el transcurso de la misma. Con múltiples complejos (baja estatura, alopecia…),ansiedadsocial,escasashabilidadessociales

-especialmente para relacionarse con el sexo opuesto-. Como antecedentes personales, destacar problemas relacionados con el uso de sustancias (alcohol y cocaína) ya superados con terapia. En el momento de acudir a consulta lleva 2 años abstinente. A los 16 años tiene su primer contacto con la prostitución en compañía de unos amigos, pero es éste un hecho aislado. Es posteriormente, con los problemas de cocaína y alcohol, cuando comienza a hacer un uso compulsivo de ésta. Del relato del cliente se extrae que durante el tratamiento para los problemas con sustancias, se encontraba precontemplativo (Prochaska, DiClemente y Norcross, 1992) con respecto a los problemas con la prostitución. Entre los 21 y los 23 años mantuvo una relación de pareja estable. Posteriormente ha mantenido 3 relaciones de alrededor de 3-4 meses cada una, así como alguna relación sexual puntual. No ha encontrado enteramente satisfactorias en las últimasocasiones, ni las relaciones de pareja ni las sexuales, y durante el transcurso de las mismas, aunque menos, también ha hecho uso de la prostitución. En el momento de acudir a consulta se encuentra en el estadio de preparación para el cambio de ProchasKay DiClemente. Se mantiene abstinente de la prostitución 2 ó 3 meses, pero tiene recaídas de forma periódica y compulsiva, gastando importantes sumas de dinero, visitando varios prostíbulos en una misma noche. También puede suceder que acuda varios días seguidos o varios fines de semana. El contenido del problema está referido a una sexualidad “normal” (es decir, relaciones no parafílicas, consentidas y con personas adultas). Durante los episodios de uso de la prostitución se ha activado en múltiples ocasiones el deseo de consumo de alcohol y cocaína, pero no ha tenido recaídas ni caídas con dichas sustancias.

ORIGEN DEL PROBLEMA

Encontramos en el cliente algunos de los factores que Echeburúa, 1999 nombra como importantes para el desarrollo de este tipo de problemática (aunque aún no se conoce con detalle el origen de esta adicción): algunas dimensiones de personalidad como autoestima deficiente, baja tolerancia a la frustración; ciertos antecedentes en la adolescencia como rechazos en el ámbito afectivoerótico; o diversos elementos situacionales actuales como soledad, rechazos afectivoeróticos, fuertes deseos de tener pareja y sobrevaloración de esta circunstancia, relaciones de pareja insatisfactorias…

 

ANÁLISIS FUNCIONAL

Estímulos desencadenantes:

  • externos
    • ver pornografía en Internet
    • ver anuncios en el periódico
    • oír hablar de sexo
    • ver “pelis” porno
    • ver sexo en cine, Tv.
  • internos
    • aburrimiento
    • estado de ánimo decaído
    • frustración y enfado por no conseguir ligar al salir durante las últimas semanas

Respuesta Cognitiva

  • me apetece
  • no puedo estar sin sexo indefinidamente
  • no voy a ligar, no valgo lo suficiente
  • las “tías” son unas putas, ellas se enrollan cuando quieren y nosotros qué. No valen la pena, me tengo que vengar, tengo motivos, razones
  • fantasías/recuerdos relacionados con anteriores visitas a prostíbulos

Respuesta Fisiológica

  • excitación sexual en mayor o menor grado

Respuesta Motora

  • masturbación
  • visita a prostíbulos

Consecuencias

  • alivio de la tensión sexual por refuerzo negativo
  • refuerzo positivo: placer por la relación
  • castigo familiar (la mayoría de veces lo cuenta a su padres –padre especialmente-)
  • autocastigo-culpabilidad por gasto excesivo de dinero y “no ser capaz” de contenerse

TRATAMIENTO

– Estrategias de Entrevista motivacional, encaminadas a preparar al cliente para el cambio

  • Control de estímulos, un primer paso siempre necesario en este tipo de tratamiento: inicialmente, ymientras no tuvimos control sobre el problema, eliminamos temporalmente toda actividad que pudiese actuar como estímulo desencadenante y/o facilitar la ocurrencia de la conducta problema, como tener dinero y/o tarjeta disponible, ver “pelis” porno, entrar en páginas porno en Internet, intentar ligar… Posteriormente se fueron reinstaurando estas actividades de forma progresiva y congruentemente con los avances en el tratamiento y siempre limitada a unos objetivos concretos y en consonancia con conductas sexuales adaptativas.
  • Elaboración de un plan de actividades gratificantes alternativas al problema: el cliente empezó a ir al gimnasio y aumentó los autocuidados entre otras actividades.
  • Entrenamiento en Relajación aplicada
  • Entrenamiento en Resolución de problemas
  • Entrenamiento en Terapia cognitiva
    • Discusión cognitiva
    • Autoafirmaciones empíricas y realistas, filosóficas y antiexigentes y de ánimo
    • Distracción cognitiva
    • Cambio de creencias disfuncionales acerca de las mujeres (desde “las mujeres son todas una putas” hasta “si no encuentro una chica para toda la vida no seré feliz”)

– Ansiedad social y entrenamiento en Habilidades sociales, en especial en estrategias para “ligar”

  • Exposición al modo de juego patológico, primero acompañado y luego solo, exponiéndose a situaciones desencadenantes hasta que bajase el deseo
  • Prevención de recaídas, estrategia fundamental para mantener la abstinencia. Como explica Echeburúa, 1999, “mantener los logros terapéuticos es más fácil cuando el objetivo es lograr la abstinencia total…. Pero este objetivo no es posible en las adicciones psicológicas, a excepción del juego…. El riesgo de recaída en mayor en estos casos… Si una persona se mantiene alejada de la adicción durante un período prolongado de 1 ó 2 años, la probabilidad de recaída disminuye considerablemente…”. Esto es lo que pretendemos con esta estrategia. Para ellos contamos con los siguientes pasos: identificación de situaciones de alto riesgo (para el cliente las fundamentales eran no ligar durante varios fines de semana, conocer a una chica que luego resulte no gustarle y ver “pelis” porno); desarrollar estrategias de afrontamiento en situaciones de alto riesgo; cambio de expectativas sobre las consecuencias de la implicación de la conducta adictiva; reestructuración cognitiva del efecto violación de la abstinencia, educando al cliente en la diferencia entre caída y recaída y dotándole de estrategias de afrontamiento ante un “desliz”; desarrollar un estilo de vida equilibrado entre “debes” y “quiero”; intervenciones globales en el estilo de vida; ensayo cognitivo y conductual sobre el afrontamiento a la recaída.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

  • Graña, J.L. (1994). Conductas adictivas. Teoría, evaluación y tratamiento. Debate
  • Miller, W.R. y Rollnick, S. (1991). La entrevista motivacional. Preparar para el cambio de conductas adictivas. Paidós.

– Beck, A.T, Wright, F.D., Newman, C.F. y Liese, B.S. (1993). Terapia cognitiva de las drogodependencias. Piados.

  • Echeburúa, E. (1994). Evaluación y tratamiento de los trastornos adictivos. Terapia de conducta y salud. Fundación Universidad-Empresa.
  • Echeburúa, E. (1999). ¿Adicciones sin drogas?. Las nuevas adicciones: juego, sexo, comida, compras, trabajo, internet… Desclée de Brouwer, S.A.
  • Material Máster en Psicología Clínica del Centro de Terapia de Conducta

Paz Juan; Master Promoción 12ª

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies