Los pasados días 21-24 de septiembre de 2005, se celebró en la soleada ciudad de Salónica (Grecia) la XXV edición del Congreso de la Asociación Europeade Terapia Cognitivo-Conductual (E.A.B.C.T.)

 

Nos gustó mucho el estilo de la ciudad, al borde del mar, con gente muy acogedora y con esa luz intensa y brillante que solo se encuentra en algunos rincones del Mediterráneo y en particular en el precioso mar Egeo.

 

El acontecimiento estuvo eficazmente organizado y dirigido por el Dr. Gregoris Simos que ejercía, además, lógicamente de anfitrión.A esta reunión anual acudieron los dioses y semidioses más brillantes de nuestro particular olimpo Cognitivo-Conductual. Tuvimos, con sumo placer, la oportunidad de ver de nuevo a maestros y amigos como Arthur Freeman, Paul M. Salkowskis, Adrian Wells, Jack Rachman, David M. Clark, Frank Datillio o Patricia Van Oppen. Igualmente fue un auténtico honor conocer a figuras míticas que no habíamos encontrado como Philip Kendall y Richard Craighead, y a figuras emergentes como los geniales Douglas Turkington y David Kingdom o el neoyorkino Robert Leahy que últimamente está en todos los foros.

 

El congreso reunió alrededor de mil participantes de todo el mundo (había hasta japoneses) que disfrutamos de 40 seminarios precongreso, 65 simposium, 200 presentaciones de postres y más de 100 conferencias. Los temas tratados incluyeron todos los tópicos habituales: ansiedad generalizada, familia y parejas, depresión, trastornos de personalidad, TOC en niños y adultos, psicosis, hipocondría, pánico, obesidad, bulimia…etc.

 

De los diferentes seminarios precongreso a los que asistimos, nos gustó especialmente el ofrecido por los doctores Kingdom y Turkington sobre el tratamiento de los síntomas negativos de la esquizofrenia. Estos dos caballeros británicos son psiquiatras aunque lo que hacen realmente es Terapia Cognitiva. Su tesis es que es probable que una parte de lo síntomas negativos de la esquizofrenia no están causados por el deterioro neurológico que implica la enfermedad sino por variables diferentes en cada persona: depresión, aislamiento social, efectos secundarios de los neurolépticos o incluso intentonas de afrontar la enfermedad de los propios afectados. Así pues, en cada caso articularíamos soluciones diferentes. Además de mostrar ese entusiasmo y carisma que sólo tienen lo grandes a la hora de hablar, mostraron varios vídeos clínicos e hicieron uno de los mayores rol-play que recordamos, ¡Felicidades!.

 

El tema estrella del Congreso fue un concepto emergente llamado mindfullness, que traduciríamos como consciencia plana. La idea surge desde las filosofías orientales: budismo, zen y diferentes tipos de meditación. Sus creadores son terapeutas cognitivo-conductuales que en un terreno personal practicaban estos métodos de autodominio. En esencia se trataría de aprender a centrarse (consciencia plana) en lo que uno hace cotidianamente, notar sin juzgar, sentir sin evaluar. Conectarse. Se practica con tareas corrientes: andar, comer, estudiar, hacer deporte y luego se aplica para manejar mejor las emociones negativas: ansiedad, depresión o enfado. Es desde luego una idea fresca e interesante que exige investigación y análisis científico.

 

Esta escasa semana que pasamos en Salonika fue extraordinariamente agradable y productiva. Disfrutamos de un entorno privilegiado, con su luz y su comida, de buenos y viejos amigos, tuvimos la ocasión de conocer a admirados personajes y, por supuesto, aprendimos muchas ideas nuevas.

 

El año que viene la cita es en Paris y en el 2007 en Barcelona.

Salónica del 21-24 de septiembre de 2005

Los Doctores Dattilio y Freeman

Los doctores Kingdom y Turkington

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies