Resumen
En estos últimos años, el número terapias enfocadas hacia la introspección retrospectiva se ha incrementado considerablemente. La tesis esencial del psicoanálisis como terapia introspectiva, es, que en la mente existen contenidos psíquicos inconscientes ocultos que el sujeto tiene de experiencias pasadas  Como vemos, Freud, hacia referencia a experiencias pasadas,lo significativo de la teoría que menciono a continuación es, que  hace alusión a vidas pasadas.  El interés por profundizar en su eficacia está inquietando a multitud de profesionales que basados en el método científico comprueban como cada vez con más frecuencia, esta seudoterapia introduce contenidos seudocientíficos.
Desde este trabajo se pretende profundizar en las bases que sustentan esta terapia  a la vez que se pretende cuestionar los criterios de objetividad en la que ésta se sustenta

Introducción.
Ante el planteamiento de no tener una mente cerrada, de ser ecléctica o mejor no reduccionista, compruebo que hay circulando teorías que se denominan “terapias” y llama poderosamente mi atención la: Terapia Regresiva a Vidas Pasadas; busco información sobre esta Terapia, y centrándome en la época moderna, el impulso definitivo vino de la mano de Morey de Bernstein, un hipnotizador aficionado, que en 1956 publicó The Search for Bridey Murphy (En Busca de Bridey Murphy)(en:Bridey Murphy), sobre el caso de una persona que mediante hipnosis regresiva y espontáneamente llegó a rememorar una supuesta vida pasada, y que inmediatamente se convirtió en película.

Qué es la terapia regresiva? La terapia regresiva es una técnica de acceso al inconsciente utilizada desde hace más de 3000 años por muchas culturas”.
“¿En qué se basa la terapia regresiva? En el intento de profundizar y escuchar los trasfondos de la mente desde una actitud abierta con tolerancia y predisposición para observar al ser humano desde otro ángulo de conciencia. Para ello se utiliza como herramienta de trabajo una profunda relajación que permite entrar en un nivel de ondas cerebrales en el que se produce un estado alterado de conciencia idóneo para provocar la libre asociación del inconsciente. Para realizar una REGRESION se necesita que la persona se encuentre en un nivel mental Alfa-Zeta cercano al sueño pero sin entrar en él, al cual se llega mediante una profunda relajación física dirigida por el terapeuta. Sin embargo una vez alcanzado este nivel la persona no pierde en ningún momento su conciencia, por lo que es absolutamente libre de marcharse, no hacer el trabajo e incluso razonar lo que esta sucediendo.”
El texto anterior, sería una introducción a la información que les sigo proporcionando, atendiendo a preguntas y respuestas del Dr. Weiss, psiquiatra que descubrió que con Catherine era diferente:
En su libro “Muchas vidas. Muchos maestros”, en donde narra sus sesiones con la mujer que le cambió su visión del mundo, encontramos las siguientes reflexiones que, según él, se dieron después de la primera sesión:
“Cuando Catherine se hubo ido, y durante varios días más, reflexioné mucho en los detalles de la regresión hipnótica. Reflexionar es natural en mí. Muy pocos de los detalles que emergieran de una hora de terapia, incluso de las “normales”, escapaban a mi obsesivo análisis mental, y esa sesión difícilmente podía considerarse “normal”. Por añadidura, era muy escéptico con respecto a la vida después de la muerte, la reencarnación, las experiencias de abandono del cuerpo y los fenómenos de ese tipo. Después de todo, según pensaba la parte lógica de mi persona, eso podía ser fantasía de Catherine. En realidad, me sería imposible demostrar la veracidad de sus aseveraciones o visualizaciones. Pero yo también tenía conciencia, aunque mucho más difusa, de un pensamiento menos emocional. Mantén la mente abierta —me decía ese pensamiento—, la verdadera ciencia comienza por la observación. Sus “recuerdos” podían no ser fantasías ni imaginación. Podía haber algo más de lo que estaba a la vista… o al alcance de cualquier otro sentido. “Mantén la mente abierta. Consigue más datos.” Otro pensamiento me importunaba. Catherine, tan propensa a temores y ansiedades desde siempre, ¿no tendría demasiado miedo de volver a someterse a la hipnosis? Resolví no llamarla. Que ella también digiriera la experiencia. Esperaría a la semana siguiente.”(página 9).“
Mantén la mente abierta … la verdadera ciencia comienza por la observación” ¿Y cuál es el método científicamente válido que aplica en sus “observaciones”, por ejemplo? Podemos leer todo este libro y no encontramos una sola explicación de método alguno, sino puras reflexiones y descripciones de las “sesiones”.
Ni que decir tiene y a juicio del lector dejo la definición: la verdadera ciencia comienza por la observación…podía haber algo más de lo que estaba a la vista..¿ a qué vista? – pregunto-.
En una entrevista realizada por la revista “Mente Sana”, sin fecha, el Dr. Weiss da lo que parece ser una especie de definición:

¿Qué son las regresiones?
el Dr.Weiss contesta: “Regresión significa ir atrás en el tiempo. Cuando una persona está en un estado de relajación profunda o hipnosis, es más fácil llegar a la raíz, a la causa que origina el síntoma, independientemente de que el trauma se haya producido en la infancia, en el útero materno o en vidas pasadas.”

Ante esta definición me pregunto de nuevo: ¿En estado de relajación profunda existe una visión objetiva que aporte datos a la ciencia?  En mi experiencia, en ese estado se percibe un bienestar agradable que hasta puede llevar a tener sensaciones de levitar, pero “solo” son sensaciones. Sensaciones, repito ante la siguiente respuesta por Dr. Weiss a la revista Psychologies del 7 de octubre de 2005.

¿Puede explicarnos qué es y en que consiste la terapia regresiva?”
Dr. Weiss contesta lo siguiente:
La terapia regresiva es un tratamiento que valiéndose de distintas herramientas como puede ser la hipnosis, la relajación y la visualización, ayuda al paciente a rastrear en su inconsciente el origen de sus problemas y su manera de resolverlos. Y muchas veces esa raíz se encuentra en existencias anteriores cuyos avatares coinciden con los síntomas que presentan en sus vidas actuales.
Estaba muy claro, que no había ciencia alguna de entrada en lo que nos está describiendo, se dio cuenta de que era necesario echar mano de otra clase de conocimientos:
Durante esa semana, yo había repasado el libro de texto de un curso de religiones comparadas que había seguido en mi primer año en la Universidad de Columbia. Había, ciertamente, referencias a la reencarnación en el Antiguo y en el Nuevo Testamento. En el año 325 d. de C., el emperador romano Constantino el Grande, junto con Helena, su madre, había eliminado las referencias a la reencarnación contenidas en el Nuevo Testamento. El segundo Concilio de Constantinopla, reunido en el 553, confirmó ese acto y declaró herética la idea de la reencarnación. Al parecer, consideraban que esta idea debilitaría el creciente poder de la Iglesia, al conceder a los seres humanos demasiado tiempo para buscar la salvación. Sin embargo, las referencias originarias habían existido; los primeros padres de la Iglesia aceptaban el concepto de la reencarnación. Los primitivos gnósticos —Clemente de Alejandría, Orígenes, san Jerónimo y muchos otros— estaban convencidos de haber vivido anteriormente y de que volverían a hacerlo. Pero yo no había creído nunca en la reencarnación. Ni siquiera había pensado mucho en el tema. Aunque mi temprana educación religiosa hablaba de una vaga existencia del «alma» después de la muerte, la idea no me convencía.
(página 10)
Si Weiss se hubiera concretado a este apoyo de su conocimiento, sus doctrinas no pasarían de ser, en el mejor de los casos, opiniones personales de un psiquiatra que no tiene explicación sensata para el fenómeno que está observando. No sería el primero que pasaría por una situación de fracaso ni ciertamente el último, o, en el mejor de los casos, la recuperación de su paciente sería uno de los tantos “milagros” a los que se enfrentan los especialistas que ignoran por qué de pronto la enfermedad de un paciente remite, pero Weiss no podía dejar la cosa así, y la necesidad de explicaciones “a modo” lo impulsaron a buscar “respuestas científicas” que pronto lo llevarían a ser el famoso y rico doctor que ahora es.

Las Terapias Regresivas son todo lo que se quiera menos ciencia ni conocimiento objetivo. Tienen todo el esquema de una religión o secta, de la charlatanería que sirve para nada porque pretende curar absolutamente todo. Justifica, dependiendo de quienes lo promuevan, si la hipnosis será usada o no, si los pacientes con trastornos graves pueden recibirla o no, si la relajación será necesaria o no. Encontramos en la página “Regresiones” del Instituto Español de Terapia Regresiva:

¿Siempre hay que hacer una relajación previa para entrar en regresión? No necesariamente. El método propuesto por Netherton en Vida Passada. Uma abordagem psicoterapica,  implica establecer un diálogo con el paciente que le permita focalizar e intensificar el síntoma, y a través de un proceso asociativo muy espontáneo de su mente, entrar directamente en regresión sin ningún tipo de técnica hipnótica o relajación previa.
Tengo la impresión de estar ante un galimatías, después de leer estas definiciones. Si a usted terapéuticamente le vale, a mi, que pienso que esta charlatanería no es ciencia, me vale.
En Psicología, todo no vale, definición que expuso en su Conferencia, el Dr .D. Francisco J. Labrador de la Universidad Complutense de Madrid. III Symposium Nacional de Psicología Clínica y de la Salud con Niños y Adolescentes, celebrado en la Ciudad de Elche (Alicante).2013.
Es muy importante reflexionar sobre lo expuesto por F.J. Labrador, porque proporcionar datos empíricos a la Psicología aplicada tiene que ver con lo que a continuación presento:

“La formulación de los problemas psicológicos en términos de premisas incorrectas y de una predisposición a experiencias imaginarias distorsionadas representa una clara desviación de las formulaciones generalmente aceptadas de los trastornos psicológicos”……..La irracionalidad puede comprenderse en términos de inadecuaciones en organizar e interpretar la realidad.
Cognitive therapy and the emotional disorders. Beck (1976, págs. 19-20)

Los problemas psicológicos no son necesariamente el producto de fuerzas misteriosas, impenetrables, sino de procesos comunes como el aprendizaje defectuoso, hacer inferencias incorrectas sobre la base de una información inadecuada o incorrecta, y no distinguir adecuadamente entre imaginación y realidad. Además, el pensamiento puede ser poco realista porque se deriva de premisas erróneas; la conducta puede ser auto-destructiva porque se basa sobre actitudes poco razonables.

Así, los problemas psicológicos se pueden dominar perfeccionando las discriminaciones, corrigiendo conceptualizaciones erróneas y aprendiendo más sobre actitudes más adaptativas. Ya que la introspección, el insight, la comprobación de la realidad, y el aprendizaje son básicamente procesos cognitivos,he denominado terapia cognitiva a este enfoque sobre las neurosis (Beck, 1967, pág. 318).

Para Kovacs y Beck (1978, pág. 525) la “cognición sería un término amplio que se refiere tanto al contenido del pensamiento, como a los procesos implicados en éste”.

Una cuestión a resaltar es que el grupo de Beck ha dado, como vemos por lo anterior, diversas versiones de lo que considera la “cognición”. En este sentido, es significativo que Beck y su grupo en su descripción del modelo cognitivo de la depresión comenten que la terapia cognitiva usa el término “cognición” no como si estuviera en relación con una “maquinaria” estática dentro de la persona, sino como el compromiso de la persona con el mundo en general (Clark, Beck y Alford, 1999).

Una anécdota que relata Beck (1997)refleja de forma sencilla el alcance del modelo cognitivo. Preguntado Beck, por un taxista, sobre la conferencia que iba a dar, éste le dijo: “tiene que ver con cómo la gente se habla a sí misma”. El taxista le respondió “oh, pensaba que ése era el motivo principal por el que acudían al psiquiatra”. A lo que Beck le respondió, “sí, pero les enseñamos cómo responderse”.

Partiendo de que la terapia cognitiva no es una terapia integradora como han alegado algunos (véase a este respecto, Alford y Norcross, 1991; Caro, 1998), sino que siempre ha dejado bien claro su interés por ser la terapia de elección, o la terapia más adecuada para diversos trastornos por sus características particulares, “integrarla” de esta manera con campos antitéticos puede ser problemático. Si la terapia cognitiva pierde sus límites, su delimitación, de esta manera, ¿qué es pues, la terapia cognitiva?

 
Conclusiones

Conclusión: La pregunta con la que finalizo el artículo, refleja claramente que puede ser problemático integrar la Psicología cognitiva con campos antitéticos, en este caso, la terapia de vidas pasadas. Freud, respetable padre de la Psicología, que su obra, forma parte de Historia de la Psicología; en su teoría ya mencionaba contenidos psíquicos, inconscientes ocultos al propio sujeto merced a la represión; éstos contenidos pueden ser de tipo representativo, como los que se refieren al que el sujeto tiene de experiencias pasadas o de tipo emotivo, como son los deseos, instintos o apetitos en general. Desde Freud, numerosos avances en investigación dentro del campo de la Psicología Científica, han sido significativos, para establecer tratamientos fiables y trabajar con  ellos en Psicología Aplicada. Seguimos y seguiremos investigando, con hipótesis,con datos objetivos, con observaciones basadas en el empirismo, en la búsqueda de estrategias y técnicas para llevar a cabo la resolución de los problemas emocionales,no cabe por tanto recurrir a unas vidas pasadas cuando hay mucho trabajo de investigación que hacer en el presente.

Referencias
• Morey de Bernstein, 1956 publicó The Search for Bridey Murphy
• Brian L. Weiss, B. L. (2004). Muchas vidas, Muchos maestros. Ediciones B, España
• Dr. Weiss a la revista Psychologies del 7 de octubre de 2005..
• Boletin de psicología Nº 107. Marzo2013 Lo cognitivo en psicoterapias cognitivas una reflexión crítica. Isabel Caro.
• Internet. Darío, en La ciencia y sus demonios.
• Netherton, Morris. Vida Passada. Uma abordagem psicoterapica. Grupo editorial Summus, 1997.
• Cognitive therapy and the emotional disorders. Beck (1976, págs. 19-20)
• III Symposium Nacional de Psicología Clínica y de la Salud con Niños y Adolescentes, celebrado en la Ciudad de Elche (Alicante).2013.

                                          Ana Meroño Picazo.
Psicóloga.Licenciada por la U.N.E.D.
Master en Psicología Clínica, realizado en el
Centro de Terapia de Conducta.(Valencia).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies