ESTUDIO DE UN CASO DE DEPRESION

Presentación del caso

Varón de 19 años, soltero. En la actualidad se encuentra sin trabajo. Vive en casa de sus abuelos junto a su hermano pequeño.

 

Naturaleza del problema

El motivo por el cual acude a consulta, es que hace una semana aproximadamente, su novia le ha dejado. A raíz de esta ruptura, el cliente se siente deprimido, tiene problemas para conciliar el sueño, irritabilidad, llanto frecuente, tristeza, apatía, ansiedad, pérdida del apetito (con disminución del peso), disminución de actividades agradables (influyendo incluso en la higiene personal) y otros signos característicos de la depresión.

 

Evolución del problema

Acude por primera vez a consulta el 2 de Noviembre de 1998, solo.

El cliente, llega a consulta ansioso, alterado y con deseos de vengarse de la familia de su ex novia.

Comenta que el origen de su problema coincide con la ruptura de una relación de pareja anterior a la cual acude a consulta, hace algunos años. Después de esa ruptura el cliente que lo pasó muy mal y se juntó con “malas compañias” (consumo de drogas).

Conoce a su actual novia. Todo va bien entre ellos. Realizan cualquier tipo de actividad juntos, llegando incluso a centrarse únicamente el uno en el otro dejando de lado a sus amigos, sobre todo a los de él.

Los padres de ella prohiben a su hija que continúe con la relación de pareja, siendo el motivo los rumores que les llegan de que el novio de su hija está relacionado con el tráfico de estupefacientes.

Llega un punto en que la situación se hace insostenible. El padre de la chica lo insulta y llega a amenazarle con una escopeta, acusándole de traficante de drogas.

 

La última semana de Octubre terminan con su relación. A partir de ese día su patrón de sueño se ve alterado, durmiendo pocas horas y despertándose de madrugada sin poder volver a conciliar el sueño.

Durante esos días, su principal idea, es ir en busca del padre de su novia, para pegarle.

 

Areas relevantes

Trabajo: en la actualidad se encuentra sin trabajo y por lo tanto sin ingresos. Los gastos que tiene, se los está costeando con el dinero que tenia ahorrado de anteriores trabajos.

Familia : vive con sus abuelos y su hermano. Una tía paterna, se ocupa de ellos aunque vive en otro pueblo.

Se lleva bien con su hermano y sus abuelos, con los que en ocasiones choca, por ser personas mayores. Mantiene más relación con su familia paterna.

Su madre les abandonó cuando eran pequeños, quedándose con el padre.

Su padre se mete en drogas, teniendo una serie de infecciones y desarrollándosele un cáncer. Muere en 1991. A raíz de la muerte de su padre, se entera por su familia materna, que su madre está en la cárcel. Decide escribirle, intentando acercarse a ella y terminan haciéndose amigos. De repente deja de saber de ella. No tiene noticias suyas y de nuevo a través de su familia materna, termina enterándose, que ha salido de la cárcel y que se ha ido. El cliente comenta que es como si hubiese perdido a su madre dos veces.

Social y ocio : antes solía quedar con amigos, tanto suyos como de su ex novia, le gustaba pasear a su perro e ir a la playa a correr con él, oir música, poner discos, conducir, ver la tele.

En la actualidad no sale casi de casa, no queda con amigos, le cuesta sacar al perro, ha dejado de oir música, ya no pone discos, no va a la playa, se pone a ver la televisión y todo lo que sale le recuerda a Laura…

 

Estilo personal

Es una persona con un bajo nivel cultural. Abandonó los estudios para ponerse a trabajar, a lo cual da más importancia. Se considera una persona a la que le gusta divertirse y salir con sus amigos, sincero, abierto y trabajador.

 

Habilidades de afrontamiento

· Adecuadas

– interés por solucionar su problema y mejorar

– predisposición para trabajar

· Inadecuadas

– agresividad (con la familia de su ex novia)

– pedir consejo a los demás sobre la solución de sus

problemas

 

Expectativas hacia la terapia

Quiere solucionar su problema y está dispuesto a trabajar y hacer todo lo necesario, aunque piensa que le resultará difícil dejar de pensar en su ex novia.

 

Tratamientos anteriores

Médico de cabecera (antidepresivos y ansiolíticos)

 

Personas significativas

Hermano

 

Métodos de evaluación

– Entrevistas individuales

– Cuestionario de Historia de la Depresión (Pastor y Sevillá, 1996)

– Cuestionario de refuerzos

– BDI (inventario de depresión de Beck)

– SCL-90

– Autorregistros:

· Insomnio inicial

· Programa de actividades agradables

· ABC

 

Objetivos de la terapia

– Mejorar el estado de ánimo

– Reiniciar conductas placenteras

– Eliminar los problemas de insomnio

– Manejar pensamientos y emociones descontrolados

 

Problemas durante la terapia

El principal problema que surge en la terapia, es una ingesta importante de pastillas. Debido a este problema, se realiza un control de estímulos con el cliente respecto al acceso a cualquier tipo de pastillas. A partir de ese momento, es el hermano el encargado de darle la medicación indicada.

Otro problema que surge en el proceso, el cual se mantiene en gran parte de la terapia, es el manejo de las ideas de venganza -agresividad- por parte del cliente hacia su ex novia. Estas ideas aparecen en las primeras sesiones, y se mantienen debido a las llamadas que comienza a recibir por parte de su ex novia (a veces personalmente y otras por mediación de amigas) con intención de quedar con él.

RESUMEN DE LA TERAPIA

 

1ª, 2ª, 3ª Sesión: Evaluación

– Entrevista individual

– Historias, Cuestionarios, y Registros

– Técnicas de control de suicidio

· Razones para no morir

· Razones para vivir

· Eliminar la oportunidad

– Pautas para una buena higiene del sueño

– Listado de actividades agradables

 

4ª Sesión: Exposición de hipótesis

– Origen

– Mantenimiento

– Explicación de los objetivos

– Entrenamiento en control de estímulos para el insomnio inicial

 

5ª, 6ª, 7ª, 8ª, 9ª 10ª y 11ª Sesión: Tratamiento- Revisión y ajuste de registros

– Programa de actividades agradables

– Terapia cognitiva – Explicación de los Prerrequisitos y de los criterios de racionalidad

Discusión con pensamientos alternativos

– Entrenamiento en Asertividad para hacer frente a las llamadas telefónicas de su ex novia

– Prevención de recaídas:

· Identificar posibles situaciones de riesgo

· Predecir el afrontamiento: pensamientos negativos y

alternativas

12ª Sesión: Seguimiento

Mónica Fernández Juncosa

MASTER 1996-98

DE CÓMO MONTAR UN DESPACHO Y NO MORIR EN EL INTENTO

Las palabras claves cuando intentas explicar lo que se siente cuando abres un negocio son: “Como si fueras en una Montaña Rusa”.

 

Me imagino que como nosotros, la mayoría de los que leéis esto, no habíais montado anteriormente un negocio, con lo que ésta era la primera vez. En nuestro caso, desde el planteamiento de la idea hasta la apertura del despacho, transcurrió un año y medio aproximadamente, tiempo que consideramos parte inseparable de este primer año de apertura “real”.

Esta es la historia de nuestro despacho:

 

INTRODUCCION:

Los sentimientos en este inicio de aventura iban desde la incredulidad (“¡¿De verdad vamos a abrir un despacho?!”), miedo (“me da miedo que no funcione”) pasando por alegría, dudas, euforia, sentirte presionado, enfado, autocontrol…; dependiendo de la fase de montaje en la que estuviéramos metidos.

 

CAPITULO I: EL PRINCIPIO

Una vez superada esta primera fase vino lo realmente interesante: “Estamos oficialmente abiertos” (pero, ¿y ahora qué?). Pues ahora queda darte a conocer donde puedas, te dejen, te aconsejen o se te ocurra, cualquier opción es buena con tal de dar una tarjeta, mandar una carta, presentarte en persona,… (desesperación, sí ¿y qué?). A esta tarea (por cierto, muy entretenida), dedicas un tiempo durante el cual asumes sin ningún esfuerzo que no va a venir nadie; y ahora es cuando viene el problema: “¿Cuándo va a venir el primero?”. La respuesta a esta pregunta está en la experiencia de los demás: “El primer año está muy bien haber tenido un par de clientes”, “los dos primeros años son los peores”, “no os desesperéis, la cuestión es aguantar”, “a todos los negocios les cuesta arrancar”, … y otros muchos comentarios alentadores, pero realistas.

 

CAPITULO 2: EL DIA A DIA

Durante este período no estábamos pegados al teléfono esperando a los clientes, sino que las jornadas consistían en estudio -lectura- comentarios, preparándonos para esos posibles casos que algún día llegarían. Después de esta jornada llegaba el momento de enfrentarte a la bien intencionada pregunta que tanto hemos escuchado durante este período: “¿Aún no teneis a nadie?” oída al llegar a casa, al ver a tus amigos, familiares, vecinos, gente del barrio, el loro,… Este era el momento ideal de autoaplicarse todo el arsenal psicológico del que disponemos (autoinstrucciones, discusión cognitiva, refuerzo del compañero, HHSS varias… todo con tal de no justificar una situación que nosotros vemos normal).

 

CAPITULO 3: LAS CUENTAS

Si sumas la media de dinero de los supuestos dos clientes del primer año y le restas el número de facturas que has recibido, ¡el número, y no la cantidad a pagar que pone en cada una de ellas!, los números resultantes del cálculo serán de un intenso color ROJO FERRARI. “¿Que cómo soportamos esto?” pues la respuesta a esta pregunta está de nuevo en la experiencia de los demás y en el sentido común: “Trabajando en otro sitio”. Así pues, el destino durante el primer año de estos Psicólogos Clínicos privados pasa por el pluriempleo .

 

CAPITULO 4: LA SOLUCION

Si esto nos parece tan horrible, ¿qué es lo que nos hace aguantar? Pues esta vez la experiencia de los demás también nos puede servir, pero cada uno de nosotros lo vivimos de manera diferente. En nuestro caso la base que nos sustenta:

· Sabíamos perfectamente a lo que nos enfrentábamos y lo aceptábamos como paso previo y necesarios: inversión de dinero para montarlo, unos cuantos años con pérdidas, pluriempleo y presión del entorno.

· ¿No somos psicólogos? pues ya sabes, cognitiva y autoinstrucciones.

· Al ser dos, mucho comentar libros, pensar en proyectos futuros y hablar de lo que más nos gusta: la psicología.

· Mucho sentido del humor

· Confianza en nuestros nuevos y brillantes conocimientos (que ya tocaba)

· Hablar de cómo nos sentimis en momentos de bajón.

· HABER SUPERADO AMPLIAMENTE LA MEDIA DE CLIENTES ESPERADA (con lo cual las cuentas son de color rojo plastidecor).

· Y lo más importante: siempre nos ha gustado y siempre hemos querido trabajar en clínica privada.

 

Con todas estas razones, nada de lo anteriormente expuesto pesa lo suficiente como para hacer que abandonemos nuestro sueño.

Ignacio Alcañiz Sanchez

Amparo Sanchez Gimeno

Master Promoción 96/98

NUESTRA EXPERIENCIA COMO TERAPEUTAS NOVATAS

Ya estábamos terminando el 2º nivel del Master del Centro de Terapia de Conducta, cuando decidimos que ya estábamos, preparadas para ejercer la práctica de la Psicología Clínica por nuestra cuenta.

Esta es una de las decisiones más difíciles; el romper la creencia de que “aún no estoy lo suficientemente preparado”. Finalmente, después de Pascua del 98, nos pusimos en marcha.

Sabíamos que no era buena fecha para comenzar ya que el verano estaba cerca y la gente en esta época piensa más en las vacaciones que en sus problemas emocionales, pero aún así teníamos mucha ilusión.

En nuestra profesión la mejor forma de darnos a conocer en el “boca a boca” entre los clientes, pero como de momento no contábamos con ninguno, de alguna forma teníamos que empezar.

Lo primero que tuvimos que decidir fue una buena imagen corporativa (logotipo y nombre), la cual quedó plasmada en nuestras tarjetas y la publicidad que hicimos para promocionar el centro. Y así pues, comenzamos las campaña de reparto de tarjetas entre conocidos, amigos y familiares junto con la publicidad que cada semana repartíamos por farmacias, centros de belleza, gimnasios…

Cada vez que sonaba el teléfono nuestra respuesta fisiológica se disparaba, pero al principio no eran llamadas de futuros clientes.

Pasó un tiempo antes de que llamase el primero, os podéis imaginar nuestra alegria, por fin nos llamaba alguien. Esperábamos un caso facilito, por eso de ser el primero, pero resultó ser todo lo contrario.

Luego llamó una segunda clienta, su última pregunta por teléfono antes de concertar la cita fue: “¡ah!, por cierto, ¿pero eso cuesta algo?”, por si hay alguna duda aclararemos que no supimos más de ella.

En esa época también tuvimos una “clienta de contestador automático”, nunca llegamos a conocerla personalmente, pero nos llenaba el contestador con sus problemas. Le llamamos y nos dijo que su marido no le daba dinero para ir al psicólogo, así que le informamos de otras posibles vías y nos despedimos. Aún así nos volvió a dejar un último y extenso mensaje en el contestador.

Pasó un año con todo tipo de experiencias anecdóticas. Al llegar la primavera del 99 el teléfono empezó a sonar, y en menos de dos meses, estábamos sorprendidas de la cantidad de clientes que de repente teníamos.

Al preguntarnos el ¿por qué?, encontramos varias posibles causas que pensamos nos han favorecido: por un lado creemos que la localización del Centro en una zona céntrica, la cantidad de publicidad que hemos repartido, una buena imagen corporativa, publicidad contratada en farmacias y páginas amarillas, han sido factores que han influido en un aumento rápido y repentino de clientes.

Sabemos que aún nos queda mucho que aprender, pero lo cierto es que cada día te sorprendes con algo diferente, pues cada cliente y cada caso es una caja de sorpresas y la única manera de llegar a ser “expertos” en la Psicología Clínica es cometiendo errores y aprendiendo de ellos día a día.

Queremos dedicar este artículo a todos aquellos psicólogos que están pensando en empezar a ejercer como terapeutas por primera vez, a todos ellos esperamos haber animado.

Belén Sanchez-Laguía Pérez

Silvia Villares Moreno

Master Promoción 96/98

CRONICA DE UN EXITO ANUNCIADO

El pasado mes de abril tuvimos la oportunidad un gran número de profesionales y estudiantes de psicología de disfrutar de un tema cada vez más en auge. Me refiero, claro está, al I Symposium sobre Habilidades Sociales celebrado en Granada. Todo acompañó, el buen tiempo, el incomparable marco de la ciudad de la Alhambra , el magnífico Palacio de Congresos y cómo no, un gran eleneo de especialistas en la materia que se sintieron plenamente satisfechos ante el gran interés que demostraron lo más de 400 asistentes, llegados desde todas las comunidades autonómicas, que acudieron una vez más a la cita. Desde aquí les doy no sólo las gracias, sino mi más ferviente enhorabuena a todos los asistentes, ya que de ellos depende el éxito o el fracaso de un curso de este tipo. No era fácil conseguirlo ya que se estaban realizando más actividades relacionadas con la psicología en esas mismas fechas, pero el gran poder de convocatoria que tiene el profesor Vicente E. Caballo, presidente de la APICSA , fue garantía suficiente para que los asistentes no tuvieran duda a la hora de elegir una actividad u otra. A esto se le une el hecho de que los ponentes fuesen profesionales de gran prestigio en nuestro país y fuera de él. Hubo una excelente representación tanto a nivel teórico como a nivel clínico, y ello hizo que la audiencia no bajase ni en las horas más críticas e

 

intespestivas. Incluso la última ponencia del último día (sábado tarde), tuvo la acogida que esperábamos, aunque no es de sorprender ya que estaba a cargo del Dr. Juan Sevillá del Centro de Terapia de Conducta de Valencia, uno de nuestros mejores clínicos. Un magnífico colofón para unas jornadas en las que realmente podemos decir que hemos aprendido algo que podemos aplicar sin duda a nuestra práctica clínica.

Desde aquí os invito al próximo Congreso que se celebrará los dias 24-27 de noviembre en el mismo lugar, el Palacio de Congresos de Granada, en el que contaremos con una gran representación nacional e internacional.

Rafi Muñoz. Psicóloga Clínica

Junta directiva de APICSA

CRONICA SOBRE EL TRATAMIENTO DEL ESTRES POSTRAUMATICO DE LA DRA. EDNA FOA

Este año dentro del área de Formación Internacional del Centro de Terapia de Conducta (27 y 28 de febrero de 1999), la invitada fue la Dra. Edna Foa, de la universidad de Pensilvania, que nos habló del Tratamiento cognitivo-conductual del Estrés Postraumático.

La Dra. Foa es uno de los clásicos de la terapia de conducta. Su trabajo ha sido punto de referencia en los trastornos de ansiedad durante décadas.

Durante el seminario la Dra. Foa , nos actualizó sobre el status científico del tratamiento del Estrés Postraumático y nos presentó el protocolo de tratamiento que ella ha elaborado.

 

Son las 9´30 recogemos el material (¡carpeta nueva!) todo está a punto, nos acomodamos en nuestro sitio, ajustamos los auriculares, abrimos la botella de agua, apagamos el móvil y comienza el seminario.

La doctora Foa es muy clara en su exposición y nos interesa desde el primer momento la información que nos transmite.

En primer lugar nos explicó la definición de ESTRES POST-TRAUMATICO (PSTD); es cuando la persona ha estado expuesta a un evento traumático en el cual se han dado los siguientes factores:

1º) La persona ha experimentado, presenciado o le han explicado un evento o eventos que le provocaron miedo real de muerte o lesión, o amenaza a la integridad física de él mismo o de otros (violación, atraco, muerte de un hijo, atentado…)

2º) La respuesta de la persona implicada es, miedo intenso, desesperanza u horror.

 

Los síntomas del estrés postraumático son:

· Recuerdos intensivos y atemorizantes del trauma

· Sueños recurrentes y atemorizantes del evento

· Sensación de revivir la experiencia (Flash backs)

· Perturbación psicológica ante la exposición a los estímulos que recuerdan el trauma (internos o externos)

· Reactivación Fisiológica ante la exposición a los estímulos del trauma.

 

Las personas con PSTD:

· Hacen esfuerzos para evitar pensamientos o sentimientos relacionados con el trauma.

· Evitan actividades o situaciones relacionadas con el trauma

· Tienen amnesia psicogénica

· Disminución del interés en actividades

· Distanciamiento de los demás

· Restricciones de la vida afectiva

· Tienen sensación de un futuro desolador

 

También sufren:

· Trastornos del sueño

· Irritabilidad o explosiones de ira

· Dificultad de concentración

· Hipervigilancia

· Respuestas exageradas de sobresalto

· Sufren depresión; su vida es horrible, lo pasan fatal y piensan en

el suicidio y lo intentan especialmente poco después de haber sucedido el trauma.

· También tienen sentimientos de culpa o vergüenza, ejemplo: yo tenía que saber que me iba a violar. Cuando llegan a la conclusión de que no tuvieron ninguna culpa de lo que ocurrió, entonces empiezan a ver la luz.

 

Los criterios diagnósticos del PTSD son:

· la duración de la perturbación es de más de un mes

· el trastorno causa perturbación clínicamente significativo o interfiere en el área social, ocupacional, o en otras áreas importantes de funcionamiento.

Según la Dra. Foa , lo que distingue al PSTD del resto de trastornos de ansiedad es:

· una respuesta bifásica de REVIVIRLO y NEGARLO, con alternancia de respuestas intrusivas y de insensibilidad.

 

Los esquemas subyacentes del PSTD son:

· el mundo en extremadamente peligroso

· soy extremadamente incompetente

 

De esta manera, el procesamiento emocional es impedido:

· cuando el trauma rompe el concepto que se tiene sobre uno mismo como extremadamente competente o del mundo como extremadamente seguro.

· cuando el trauma activa el concepto preexistente de uno mismo como extremadamente incompetente o del mundo como extremadamente peligroso (porque anteriormente ya han vivido muchos traumas).

 

Si solías ver el mundo como un sitio seguro, la agresión podría haberte hecho cambiar rápidamente y pensar que es un sitio peligroso. Si anteriormente habías tenido malas experiencias, la agresión te puede convencer de que el mundo es peligroso (y no hay que confiar en los demás).

Por la tarde la doctora Foa, nos explicó.

El tratamiento cognitivo-conductual que puede ser dividido en:

· Procedimientos de Exposición

· Procedimientos de manejo de ansiedad

 

1. El tratamiento de manejo de ansiedad provee al sujeto de un grupo de habilidades para manejar la ansiedad:

· Entrenamiento en relajación

· Respiración controlada

· Autoinstrucciones e imaginación positiva

· Entrenamiento de habilidades sociales

· Técnicas de distracción (ejemplo: detección de pensamiento)

2. La terapia de exposición incluye cuatro componentes:

· Educación e información sobre las reacciones habituales al trauma.

· Reentrenamiento respiratorio

· Exposición prolongada y repetida a los recuerdos del trauma (revivir)

· Exposición repetida IN VIVO a las situaciones que el cliente evita porque le provocan miedo conectado a la agresión.

 

Según la experiencia de la Dra. Foa , parece que la ayuda inmediata después de un accidente o un trauma, no es muy útil, hay que dejar un tiempo para ver si se hace crónico o no, y se hace crónico, entonces podremos aplicar el tratamiento.

 

En la exposición: lo importante es identificar la fuente u origen del recuerdo.

· Entonces creamos una situación en la que la persona se vea enfrentada a esa situación de miedo sistemáticamente.

· Se pretende que después de la exposición prolongada la ansiedad baje.

· La exposición nos da la oportunidad de darle información que es incompatible con los pensamientos distorsionados que tiene la persona; se CORRIGE lo que ESTABA MAL EN SU MENTE (que el mundo es horrible y que él es incompetente)

· Se pretende un cambio CORRECTOR

 

La doctora Foa nos explicó el ejemplo que ella pone a sus clientes:

Es como si hubieras comido algo en mal estado y tu cuerpo tiene que digerirlo, pero si no lo hace tendrás síntomas y si no lo digieres, tendrás que tomar antibióticos. Sin embargo cuando lo digieres, los síntomas van remitiendo y vas controlándolo, no lo olvidas, pero lo puedes dejar de lado.

Sabemos que cuando alguien tiene miedo a algo cuanto más nos expongamos, te habitúas al hecho y baja la ansiedad, además entendemos que lo que sucedió está en el pasado y que no hay mucha posibilidad que te vuelva a suceder.

Durante el coffee break, tuvimos la oportunidad de saludar a amigos y compañeros e intercambiar información sobre interesantes novedades, proyectos de trabajo, cursillos, etc…

Con la exposición del tratamiento y después de haber visto en vídeo varios casos de la doctora Foa, terminó este intenso seminario, que en mi opinión, gracias al interés de la doctora Foa, nos ha aportado toda la información necesaria para poder ayudar a estas personas, que desde que les sucedió el evento traumático, el miedo les provoca un malestar intenso, interfiriendo en su vida a nivel social, laboral, personal, familiar…

Así mismo quiero destacar la inmejorable organización del seminario, así como la cantidad y calidad del material facilitado, a lo que ya nos tiene acostumbrados el Centro de Terapia de Conducta.

Vicenta Enguix Torres

Master 93/95

Gabinete privado

PRIMEROS RESULTADOS DE LA ENCUESTA SOBRE ACTITUDES SOCIALES

A continuación presentamos en primicia para vosotros los primeros resultados del análisis de la encuesta sobre actitudes sociales que, como recordaréis, incluimos en la anterior edición de la revista CO.CO. El Correo Conductual.

Queremos agradeceros vuestra colaboración ya que, conseguimos pasar la encuesta a 425 personas. Escogimos sólo a los sujetos cuyas edades oscilaban entre 23 y 45 años, incluyéndose personas de todas las profesiones excepto la de psicólogo. El sexo de los encuestados estaba casi balanceado: 189 hombres y 236 mujeres.

El objetivo de la encuesta era averiguar empíricamente hasta que punto es cierto lo que muchos fóbicos sociales piensan en una interacción social. Durante años hemos debatido esos pensamientos automáticos y esas creencias disfuncionales buscando alternativas mucho más realistas, pero ¿realmente la gente es tan “bien pensada” como les aseguramos a nuestros clientes en terapia?. Rotundamente sí. La encuesta nos demuestra que, al menos 425 personas de la Comunidad Valenciana y otras comunidades adyacentes, tienden a pensar como desde el enfoque de la terapia cognitiva aseverábamos. Creemos que estos datos os serán de gran utilidad en vuestra práctica clínica. Veamos los resultados.

Las primeras preguntas de la encuesta iban encaminadas a evaluar la veracidad de la creencia “me notarán ansioso”. Generalmente llegan a esa conclusión basándose en sus propias sensaciones físicas, y las aportan como dato irrefutable de que se les percibe ansiosos.

Sin embargo, a la pregunta ¿en qué notas que alguien está nervioso cuando habla contigo ?, la mayoría de los encuestados hace referencia a la conducta externa, como la mirada esquiva (18%), el movimiento constante (33%) o el habla rápida y vacilante (13%). Muy significativo fue que sólo un 1% hizo referencia a la tartamudez, al sonrojo o al sudor. Lo que demuestra claramente que las respuestas de ansiedad que se perciben exteriormente son las operantes, las conductas de seguridad, lo que la gente hace para que no se le note la ansiedad, y no las respuestas fisiológicas involuntarias.

El 51% de los encuestados contesta que si aparece sólo una de estas señales de ansiedad, sí pensaría que la persona está nerviosa, mientras que el 42% no lo pensaría; aunque el 95% dice que no va buscando signos de ansiedad en el otro cuando habla con alguien. A destacar este altísimo porcentaje, puesto que, sin embargo, los fóbicos sociales tienden a pensar que los demás van buscando esas señales en ellos.

La siguiente pregunta intentaba evaluar la creencia de que la gente se aprovecharía de ellos si se les notaba ansiosos. La mayoría dice actuar con normalidad (34%), o incluso más positivamente (ayudándole o siendo amable) un 33%, unos pocos dicen “contagiarse” de la ansiedad (10%) y el resto corta la conversación o no sabe (10%). Menos del 1% contestó que se aprovecharía de la ansiedad del otro.

Al evaluar si realmente los demás van a pensar mal del fóbico social en el caso de que éste muestre signos de ansiedad, obtuvimos los siguientes resultados:

Si estás hablando con alg u ien y notas que está nervioso ¿qué piensas de él/ella?

– ¿tendría menos valor para tí como persona?: el 99% no

– ¿lo considerarías débil, inmaduro?: 95% no

– ¿lo considerarías menos inteligente?: 99% no

– ¿crees que está mintiéndote?: 66% no; 25% sí

– ¿lo rechazarias como amigo?: 97% no

– ¿dejarias de hablar con él/ella?: 97% no

– ¿quieres que acabe pronto la conversación?: 54% no

– ¿crees que es una persona má humana/sensible?: 33% sí

– ¿sentirías empatía/simpatia hacia ella? 50% sí

– ¿te gustaría ser su amigo?: 43% Sí, 48% depende

– ¿creerías que quiere ligar contigo si es del sexo contrario?: 78% no, 5% sí

– Si es del mismo sexo ¿creerías que es homosexual? 97% no

 

La siguiente pregunta indaga sobre las razones por las que los encuestados pensaban que las personas se ponen nerviosas en situaciones sociales. El 52% contestó que si alguien se pone nervioso en una situación social es por miedo o timidez, el 14% lo atribuyó a problemas personales, el 90% a desconocimiento y sólo el 1% a atracción sexual.

Otro objetivo de la encuesta era ver el efecto de las típicas conductas de seguridad o de escape de los fóbicos sociales. Con respecto a evitar mirar a los ojos, el 42% pensaría que la persona hace eso porque no le interesa la conversación, el 39% no pensaría nada especial, el 10% pensaría que esconde algo y el 6% que es antipático.

Si hablan en un volumen de voz bajo, el 42% no pensaría nada especial, el 11´4% que es raro o le pasa algo, el 9% que esconde algo, y el 1% que es antipático.

Si contesta usando monosílabos o frases cortas, la mayoria (34%) pensaría que no le interesa la conversación. Si habla muy rápido o muy lento el 52´4% no pensaría nada especial y el 13% que es raro o le pasa algo.

Si se pone las manos sobre la cara el 25% no pensaría nada especial y el 23% que es raro o le pasa algo. Si habla poco, el 40´5% nada especial y el 28% que no le interesa la conversación.

Si vas andando por la calle y un conocido no te saluda y crees que te ha visto, el 40% pensaría que está enfrascado en sus cosas, el 22´6% que le cae mal, el 8% que es imbécil, y el 11% que es tímido.

El siguiente bloque de preguntas investiga los pensamientos de las personas ante conductas de hablar o participar en una clase o reunión de trabajo, con el objetivo de evaluar el pensamiento fóbico “si hago una pregunta obvia, tonta o de forma nerviosa, pensarán mal de mí”. Los resultados fueron:

¿Qué piensas de alguien que…

– hace una pregunta? 57% le interesa mucho el tema

– pregunta algo evidente? 24% no ha entendido; 21% se

hace el interesante

– pregunta algo que se acaba de explicar? 24% no ha

entendido; 21% se hace el interesante

– pregunta algo nerviosamente? 44% es tímido; 34% tiene

miedo

– pregunta algo agresivamente? 45% poca educación,

agresivo…

– nunca pregunta nada? 57% timidez, miedo; 25% es listo,

no tiene dudas

– constantemente preguntas cosas? 48%

– parece que en vez de preguntar piense en voz alta? 42%

pesado.

 

En la siguienta parte, evaluamos las diferentes conductas posibles en una fiesta, cena, o evento social lúdico y los pensamientos que conllevaría.

Para evaluar las creencias de los sujetos dismorfofóbicos se plantearon las siguientes cuestiones sobre defectos físicos.

¿Qué pensarías de alguien que…

 

– no habla: 65% es tímido

– no sonrie: 23% es serio; 19% es tímido; 26% no está a

gusto

– contesta con monosílabos: 26% tímido

– permanece apartada: 45% timidez o miedo social; 23%

incómodo o está a disgusto; 16% antisocial, no le interesa

la gente

– da su opinión: 30% extrovertido; 11,5% integrado; 7%

seguro; 11% nada.

– habla fluidamente: adjetivos positivos (extrovertido,

bien… 84´5%) adjetivos negativos (charlatán, bebido,

pesado…: 9%)

– no para de hablar: negativo 83%; positivo 8%; nervioso 8%

 

Por último con el fín de evaluar las cualidades que se buscan en los amigos, y si las conductas asertivas son valoradas o no, se diseñó el último bloque de preguntas

¿qué defectos físicos de una persona harían que no te apeteciese ser su amigo?

– ninguno: 94%

– sucio, olor: 5%

¿qué defectos físicos de una persona te impedirían sentirte atraído sexualmente hacia ella?

– ninguno: 25%

– obesidad: 20%

– deformaciones, minusvalía: resto

¿qué defectos físicos de una persona te impedirían enamorarte de él/ella?

– ninguno: 38%

– obesidad: 10%

– deformaciones en el rostro: 9%

¿qué características físicas de una persona te atraen para querer ser su amigo? 78% ninguna

¿qué cualidades personales te gustan en tus amigos? 56% sinceridad; 16% lealtad; 15% honestidad

 

A destacar que el 95% seguiría considerando amigo a una persona que expresa su enfado o sentimiento negativo por algo que uno ha hecho, y el 98% si la persona expresa sus opiniones sinceras. Sin embargo solo el 60% considera amigo a alguien que simpre está de acuerdo con ellos.

Los resultados no pueden ser más claros:

1. Los respondentes fisiológicos de ansiedad son poco perceptibles desde fuera, incluso los más evidentes: rubor, sudor y temblor.

2. Sin embargo, las conductas de seguridad, lo que el fóbico hace para que no se le note la ansiedad, se perciben más.

3. Las diferentes creencias profóbicas evaluadas: La gente busca signos de ansiedad, si me notan ansioso se aprovecharán de mí, pensarán mal de mí (debilidad, menor inteligencia, falsedad…) si hago una pregunta tonta… etc. no se confirman en absoluto.

4. Ser asertivo se considera una cualidad importante en la amistad.

5. El aspecto físico es una variable poco relevante en la amistad y el enamoramiento.

(C. Pastor y J. Sevillá, 1999)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies