CÓMO ENCONTRAR ARTÍCULOS Ó INFORMACIÓN DE TCC EN LA RED

Desde hace ya años internet es un medio fundamental para encontrar información sobre cualquier tema y la psicología no es una excepción. Como en otros ámbitos hay páginas web de todo tipo, algunas de ellas con información más fiable y válida que otras, y por lo tanto hay que saber donde buscar. A continuación tenéis un pequeño listado de algunas de esas páginas (todas en inglés), donde podréis encontrar artículos de TCC.

 

  1. American Psychological Association  (APA)

Se pueden hacer búsquedas por tipo de publicación (libros, artículos, revistas, citas, vídeos) ó por temashttps://www.apa.org/pubs/index.aspx

También hay un enlace a lo más destacado de las últimas publicaciones  sobre investigación psicológicahttps://www.apa.org/pubs/highlights/index.aspx que incluye además podcasts de entrevistas con algunos autores

Así mismo, podéis consultar la página oficial del DSM-V con una explicación de los cambios que ha sufrido cada trastorno respecto al DSM- IV-TR http://www.dsm5.org/Pages/Default.aspx

 

  1. National Institute for Health and Care Excellence (NICE)

En esta página están disponibles las famosas guías británicas NICE sobre un amplio número de problemas psicológicos, algunas de ellas de publicación muy reciente  https://www.nice.org.uk/guidance/conditions-and-diseases/mental-health-and-behavioural-conditions

 

  1. US National Library of Medicine , National Institutes of Health

Una página americana para hacer búsquedas por palabras que da acceso a resúmenes de artículos, y en algunos casos artículos completos gratis para descargar en PDF  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/

 

  1. Elsevier

Proporciona una compilación de revistas de psicología y sus correspondientes artículos (algunos de pago) por orden alfabético a través de varios buscadores https://www.elsevier.com/journals/subjects/psychology/title/all?firstletter=all

 

  1. ResearchGate

Un buscador de artículos muy completo donde sólo has de crear una cuenta gratuita para acceder. https://www.researchgate.net/

 

 

 

 

  1. Oxford Journals

Más de 900 artículos sobre TCC http://services.oxfordjournals.org/cgi/searchresults?fulltext=cbt&simple_search_submit=Search

 

  1. Psychology Wiki

La wikipedia especializada en psicología. Podéis visitar el apartado de psicología clínicahttp://psychology.wikia.com/wiki/Clinical_psychology

También tienen un listado de la mayor parte de revistas de psicología clínica a nivel mundial, con muchos resúmenes de artículos disponibles.

http://psychology.wikia.com/wiki/List_of_clinical_psychology_journals

 

  1. Google Scholar

Por último, el buscador por excelencia, en su versión académica, que permite buscar por palabras clave,  como por ejemplo, Cognitive Behavioural Therapy y nos da nada menos que 1.520.000 resultados https://scholar.google.es/scholar?q=Cognitive+behavioural+therapy&btnG=&hl=es&as_sdt=0%2C5

VIRGINIA DEHESA VILLASANTE

 16 Promoción

ELIGE ANTES DE QUE LA VIDA LO HAGA POR TI (Reflexiones y aspectos a tener en cuenta en la terapia de resolución de problemas)

Elegimos. Elegimos desde bien pequeños, elegimos las cosas más banales, parece incluso que estamos “obligados” a elegir: “¿Cuál es tu color favorito?”, ¿Quién es tu mejor amigo/a?, ¿Qué quieres ser de mayor?, ¿Cuál prefieres este o el de más allá?”…

 

A parte de ayudarnos a tomar conciencia de lo que queremos e ir desarrollando gustos y preferencias,  esta práctica seguramente de forma inconsciente lleva consigo un entrenamiento implícito: La toma de decisiones. Uno de los procesos más difíciles y que más quebraderos de cabeza provoca en las personas adultas.

 

Pasamos la vida eligiendo, elegimos incluso cuando decidimos no hacerlo. Pero en ocasiones nos encontramos ante situaciones en las que tenemos que tomar una decisión de crucial importancia en nuestra vida y surgen bloqueos, dudas, miedos, nos encontramos frente a un PROBLEMA.

 

Pero… ¿Qué entendemos por problema?

Según D´Zurilla y Nezu (2007): “por problema o situación problemática, se entiende cualquier situación de la vida, actividad, o tarea, presente o anticipada por el individuo, que demanda una respuesta para su funcionamiento adaptativo pero no dispone en este momento de ninguna respuesta efectiva…La ambigüedad, la incertidumbre, las demandas conflictivas, la carencia de recursos o la novedad son elementos que pueden estar en la base del problema”

Es decir el individuo carece de recursos y herramientas, no sabe aplicarlos o ninguna solución le satisface.

 

 

 

 

 

Emociones: Cómo intervienen en la Solución de Problemas

Orientación hacia el problema: La visión y la actitud de la persona frente al problema influyen enormemente… Así pues no es la trascendencia o el tipo de decisión,  sino cómo lo percibe el sujeto en función de sus aptitudes. Aspectos como tolerancia a la frustración, incertidumbre o atribución del origen del problema pueden desencadenar emociones positivas o negativas:

Emociones positivas: percibe el problema como normal o natural y tiene buenas expectativas (cree que es resoluble).

Emociones como la alegría o la euforia ayudan en la motivación y facilitan la resolución del problema, pero también pueden precipitar la decisión convirtiéndose en un arma de doble filo!

 

  • Puede sobrevalorar algunos puntos excesivamente. Por ejemplo: en un nuevo enamoramiento. Una mujer casada y con hijos se ha enamorado de su compañero de trabajo. Se plantea si divorciarse y empezar una nueva relación o seguir con su marido al que también sigue queriendo. En un caso como este hay que considerar el efecto de la “novedad” ya que es muy probable que le otorgue más valor. Intentar que los refuerzos positivos a corto o medio plazo no determinen las consecuencias a largo plazo.

 

  • Subestimar los riesgos. El entusiasmo puede llevar a que pasemos por alto aspectos negativos o algunos costes de la decisión. Por ejemplo: una oferta de trabajo que implica cambio de ciudad. Un joven acaba de terminar sus estudios y una gran empresa le ofrece una oportunidad de trabajo. Debe tener en cuenta la pérdida de reforzadores, como amigos, familia, cambio de estilo de vida (ruptura de cadenas conductuales),..

Emociones negativas: se percibe el problema como una amenaza. El miedo es una de las emociones más frecuentes y que más influyen. El miedo a decidir, a equivocarse, a no estar a la altura, a perder el control, a ser juzgados, a los riesgos, a las consecuencias,…

La persona de siente desbordada ante las demandas de la situación, ninguna solución le agrada, aumenta la negatividad, él estrés e impide pensar y valorar serenamente. En ocasiones si el nivel de malestar es muy elevado la persona puede llegar al colapso y paralizarse con las consecuencias que esto acarrea.

  • Por ejemplo: Cuando hay que tomar una decisión médica y elegir entre una operación arriesgada o enfrentarse a un tratamiento para una enfermedad grave. O cuando un trabajador recibe la orden de un superior de hacer algo que va en contra de sus principios. En este tipo de situaciones hay que tener en cuenta los objetivos y prioridades de la persona.

 

 

 

 

 

Problemas emocionales

          

Los trastornos como la depresión, ansiedad, enfado, abuso de sustancias, problemas interpersonales,…pueden desarrollarse por un mal afrontamiento de los problemas. Cuando una persona no sabe resolver un problema puede deprimirse. Y al revés, una persona deprimida no sabrá resolver bien los problemas.

 

Antes de tomar una decisión importante es crucial gestionar nuestra percepción y emociones ante el problema.      

Cuando las emociones interfieren excesivamente deberemos plantearnos la necesidad de intervenir con otras técnicas y herramientas como psicoeducación, terapia cognitiva, inoculación al estrés, relajación, etc. Antes de continuar con la resolución del problema.

         Creencias irracionales

Al igual que las emociones las creencias también influyen en este proceso, es frecuente encontrarnos con que la persona se vea inmersa en un bucle rumiativo: “Por qué a mí?”, “No es justo”, “No lo entiendo”, “Como voy a salir de esta”, “No tendría que haber hecho eso”, “estas cosas sólo me pasan a mi”, “Es horrible, no sé cómo he terminado así”,… Bucle del que deberemos sacar para continuar con el proceso resolutivo.

 

La importancia de tomar una decisión (Sujeto activo vs. Sujeto pasivo)

Los seres humanos tenemos la libertad de elegir por nosotros mismos, pero en ocasiones esa libertad genera un gran peso sobre la persona, sienten inseguridad, estrés, miedo a equivocarse, y los hay que prefieren delegar en otros o esconder la cabecita cual avestruz.

La paralización es un mecanismo de defensa innato que ayuda a que pasemos desapercibidos ante la amenaza de un depredador, pero cuando seguimos esta inercia en la vida real puede que lo que estemos haciendo es cavar nuestra propia tumba.

 

El papel activo es fundamental en la toma de decisiones, ya que en este caso es la persona la que tiene que identificar cuál es su problema y trabajar duro e implicarse para conseguir una solución.

En el modelo de D´Zurilla y Goldfried encontramos tres estilos resolutivos: el estilo racional (afronta el problema), estilo evitativo y estilo impulsivo.

Es de esperar que dependiendo de la historia de aprendizaje, creencias, modelos, se desarrollarán los diferentes estilos:

Hay personas con una indefensión aprendida desde pequeños, o con atribución extrínseca: “estaba escrito en el destino”, “es voluntad de Dios”, “ha sido mala suerte y ya está” que les “inmoviliza” frente a los conflictos y se conforman con esa resignación cristiana heredada de la generación de nuestros abuelos, sin plantearse qué pueden hacer ellos por cambiar la situación o al menos mejorarla.

Lo que ocurre en estos y muchos otros casos es que con el Estilo Evitativo, por no enfrentarse al problema en el momento adecuado o lo antes posible, se agrava la situación, se van perdiendo opciones y se termina respondiendo de forma impulsiva o desesperada ante la presión de la situación, es decir, actúan cuando tienen “el agua al cuello”, consiguiendo peores resultados y consecuencias.

 

 

La importancia de saber decidir (Beneficios más allá de la solución)

 

Cuando hemos tomado una decisión nos sentimos más tranquilos y satisfechos y al mismo tiempo obtenemos unas ganancias extra. Sea cual sea el resultado realizamos un aprendizaje a muchos niveles que nos servirá en el futuro:

 

– En primer lugar ganamos autoeficacia, hemos sido capaces de resolver un problema y eso requiere poner en práctica varias habilidades como trabajar, recabar información, ser valiente y asertivo, ganando independencia y mejorando la imagen de uno mismo y por tanto nuestra autoestima.

 

– Nos entrenamos en el pensamiento lógico, crítico y analítico.

 

– Aumentamos nuestro sentido de la responsabilidad y capacidad de aceptación y afrontamiento de las consecuencias.

 

– Crecemos ante la adversidad: nos hacemos más resilientes. Aprendemos a obtener aprendizaje en las crisis y momentos difíciles.

 

 

 

Lo que está claro que al final como psicólogos, como pareja, como padres, como personas, llegamos a un punto en la vida el que inevitablemente tenemos que tomar una decisión difícil, puede parecer que ninguna opción es buena, quizá ninguna la sea, pero hay que elegir la más conveniente antes de que la vida elija por nosotros.

 

Referencias bibliográficas:

 

Labrador Encinas, F.J. (2008). Técnicas de modificación de conducta. Editorial Pirámide.

 

– Nardone, G. (2016). El miedo a decidir. Editorial Paidós.

 

– Sevillá, J. y Pastor, C. Resolución de problemas. Apuntes del Máster en Psicología Clínica.

 

http://www.cop.es/colegiados/m-00451/tomadeciones.htm

 

http://www.psicologia-online.com/autoayuda/asertividad/toma_de_decisiones.shtml

SARA PELLICER ANDUJAR

 26 Promoción

¿CÓMO SE DESARROLLA LA BAJA AUTOESTIMA Y POR QUÉ SE MANTIENE EN EL TIEMPO?

La autoestima es un tema de gran interés entre las personas, por ello, no es de extrañar que llegue a consulta más de un cliente buscando ayuda para mejorar su autoestima, sentirse más a gusto consigo mismo o agradarse más.

Pero si nos ponemos unas gafas más clínicas, veremos que una buena autoestima no es solamente un medio para sentirnos bien con nosotros mismos, sino que  se convierte en un gran protector frente a la aparición de diversos problemas emocionales como trastornos de la alimentación, depresión, pensamientos suicidas o fobia social.

Si quisiéramos buscar una definición exacta de qué es la autoestima veríamos que no hay una definición consensuada entre los investigadores. Según el Diccionario de la Lengua Española, se entendería como “la valoración, generalmente positiva, que una persona hace de sí misma”.

Otras definiciones diferencian entre autoestima sana o deseable -aquella que nos lleva a tener un buen funcionamiento psicológico y emocional en nuestra vida y nos ayudan a tener pensamientos, emociones y conductas sanas- y autoestima insana o problemática -que nos llevaría a tener un funcionamiento problemático o perjudicial para nuestro bienestar emocional y psicológico-.

Desde la perspectiva cognitiva la autoestima está directamente relacionada con los esquemas mentales, creencias y pensamientos que tenemos acerca de nuestra persona. Entendemos entonces, que en nuestra mente se forma una idea mental o esquema de quiénes somos y unos pensamientos coherentes con esta imagen mental acerca de nuestras capacidades, competencia, virtudes, limitaciones o carencias.

Estas creencias o percepciones son las opiniones subjetivas o las valoraciones que hemos ido desarrollando a lo largo de la vida sobre nosotros mismos.

Lo que pensamos y lo que creemos sobre nosotros es lo que va a determinar nuestras emociones y sentimientos, y por tanto, nuestra forma de comportarnos en el mundo.

Ahora bien, ¿las personas con baja autoestima piensan únicamente cosas negativas de sí mismas? Las nuevas investigaciones en este campo sugieren que las personas con baja autoestima no se autoevalúan negativamente de manera global, sino que existen áreas en las que tienen opiniones negativas de sí mismas y otras áreas en las que tienen una buena opinión.

Las áreas en las que suelen opinar peor son las relacionadas con la aceptabilidad social -como el atractivo físico, la inteligencia…-. Sin embargo, en aquellas otras áreas relacionadas con virtudes o rasgos comunes como la bondad, el afecto o la comprensión, pueden tener opiniones casi tan favorables como las de las personas con buena autoestima.

Una de las características de las personas con baja autoestima es que no tienen un autoconcepto claro de sí mismos. Su autopercepción es confusa, por lo que tienen dificultades para verse a sí mismos de manera objetiva.

Además, suelen centrarse en los aspectos negativos de su persona dándoles muchísimo peso e importancia, pero no son conscientes o no valoran adecuadamente sus puntos fuertes y sus virtudes. Aquí se crea un desequilibrio en su autopercepción ya que su interpretación de sí mismos estará sesgada en negativo. Por ello, no es de extrañar que les cueste creerse los piropos que les puedan decir otras personas.

Las personas con baja autoestima pueden tener expectativas y metas tan buenas y óptimas como las personas con una autoestima sana -como por ejemplo, conseguir un ascenso, pedir un aumento de sueldo, ganar seguridad en sí mismos, pedirle una cita a la persona que les gusta, etc.- sin embargo, no se creen capaces de lograrlo ni de obtener éxito.

Otra de las peculiaridades de las personas con baja autoestima es que no siempre correlaciona el funcionamiento real que tienen en el mundo con su nivel de autoestima. ¿Qué quiere decir esto? Que aunque puedan ser muy buenos en su trabajo, o muy atractivos físicamente o muy valorados y queridos socialmente, pueden seguir teniendo una autoestima baja.

 

  1. ¿Cómo se desarrolla la baja autoestima?

Hace poco entró un cliente en mi consulta y me contaba que en general se siente muy mal consigo mismo. Nunca se ve bien a la hora de vestirse, tampoco se gusta a sí mismo en las fotos. Le asusta arriesgarse en la vida y en las interacciones sociales tiende a sentirse culpable enseguida aunque no haya hecho nada malo.

Esta persona suele decirme “Si yo te leyera mi currículum pensarías que es imposible que pueda tener la autoestima tan baja como la tengo” ya que ha estudiado una carrera universitaria, tiene un trabajo fijo relacionado con sus estudios y habla varios idiomas.

Sin embargo, como veíamos antes, los logros personales no siempre correlacionan con nuestro nivel de autoestima. Pesan mucho más las creencias que hayamos desarrollado sobre quienes somos.

De hecho, una parte fundamental de nuestra autoestima se forja durante la infancia y la adolescencia. Lo que vivamos durante estos años de nuestra vida puede marcar los esquemas mentales que tengamos sobre nosotros a lo largo del tiempo e incluso puede que nos persigan hasta la edad adulta.

Si estas creencias no son favorables, son negativas, nos quitan valor, nos empequeñecen tenderemos a tener pensamientos que vayan acordes a estas creencias, como por ejemplo, “no valgo nada”, “nadie me quiere”, “no soy atractivo”, “seguro que me rechazan”, “no estoy a la altura”, “haré el ridículo”….

Pero, ¿cómo llegamos a forjar dichas creencias negativas o cómo aprendemos a valorarnos y juzgarnos de forma negativa? Por un lado, todas las experiencias negativas vividas en la infancia/adolescencia en las que no nos hayamos sentido queridos o valorados pueden hacer que concluyamos que no merecemos el amor de los demás. Por otro lado, aquellas experiencias traumáticas o negativas que experimentemos en la edad adulta pueden herir tanto nuestra dignidad humana que aparezcan secuelas de sentimientos de poca valía.

Veámoslo punto por punto:

  1. Experiencias tempranas negativas

 

  • Castigos sistemáticos, negligencia o abuso por parte de los padres a los hijos.

 

  • No cumplir con las normas parentales. En niños más inquietos o revoltosos puede dar lugar a que los niños reciban el siguiente trato:   Castigos menores y críticas; tratarle como si no hiciera nada bien; que los padres se enfoque en sus debilidades y errores sin tener en cuenta sus logros o fortalezas; burlarse o ridiculizarle; hacerle sentir inferior o pequeño.

 

  • No cumplir las normas del grupo de referencia. Especialmente en la adolescencia, cuando estamos desarrollando nuestra identidad adulta. El rechazo de nuestro grupo de iguales puede ser un mazazo para nuestra autoestima y el adolescente puede sacar conclusiones negativas sobre sí mismo como que no vale nada, que no es interesante, que no es atractivo…

 

  • Percibir el estrés o disgustos de otros. Por ejemplo, en padres que están atravesando un momento personal complicado (pérdida de trabajo, llegada de un hermanito,…) y comienzan a vivir estresados, infelices, preocupados. Esto provoca  ante las travesuras naturales de la infancia: poca paciencia, dando lugar a la frustración y el enfado; poco autocontrol, dando lugar a la ira; pocas habilidades de manejo de situaciones.

 

Los niños son demasiado pequeños para comprender el cambio que ha ocurrido y pueden desarrollar un sentimiento de que no son aceptados que pueden llevar a la adultez y aflorar con las críticas o disgustos de los demás.

 

  • Pertenecer a un grupo social o a una familia que es foco de prejuicios (familia con una posición socio-económica precaria, pertenecer a una clase social marginal…)

 

  • Ausencia de cosas buenas (afecto, calidez, interés, elogios).

 

  • Ser la oveja negra de la casa. El rarito.

 

  • Ser el rarito en la escuela.

 

 

  1. Experiencias Traumáticas en la Edad Adulta.

 

  • Intimidación en el lugar de trabajo o bullying.
  • Relaciones abusivas o de maltrato.
  • Experiencias prolongadas y sostenidas de estrés o trabajo duro.
  • Estar expuesto a eventos traumáticos.

 

  1. ¿Qué mantiene la baja autoestima?

Es curioso que aún a pesar de que las personas traten de mantener a salvo su autoestima o potenciarla, sigan teniendo con el tiempo una autoestima frágil o baja. Quizás, el quid de la cuestión sea que lo que hacen para sentirse seguros es precisamente lo que impide que su autoestima siga creciendo o desarrollándose.

En el caso de mi cliente, me contaba que en el colegio fue el foco de burlas de sus compañeros por tener un poco de sobrepeso y por sacar muy buenas notas. Los niño/as se metían con él, le menospreciaban y envidiaban sus magníficas notas. Esto sumado a unos padres muy sobreprotectores, una madre muy estricta que le criticaba en cuanto a la forma de vestirse o las parejas que elegía, pudo ser el origen de su baja autoestima con creencias del tipo “no sé hacer nada sin mis padres”, “no tengo que destacar porque se molestarán conmigo”, “he de pasar desapercibido o no gustaré”, “no soy nada especial”

Sin embargo, una vez instaladas sus creencias negativas acerca de sí mismo, mi cliente hizo un esfuerzo por adaptarse a su vida tratando de mantener su autoestima intacta o a salvo. Y aquí viene lo interesante, ¿qué hizo para proteger su autoestima y seguir sintiéndose aceptado? En el colegio adquirió la estrategia de quitarse valor, quitarle importancia a sus buenas notas e intentar no destacar por sus virtudes entre sus compañeros. De este modo no se enfrentaba al posible rechazo y a quedarse solo.

Y, ¿qué hizo para sentirse aceptado por sus padres? Aprendió a preguntarles su opinión o consejo constantemente antes de tomar cualquier tipo de decisión en su vida, desde las más banales hasta las más importantes con el fin de sentir que tomaba la decisión acertada, lo que hizo que con el tiempo no supiera tomar ningún tipo de decisión sin antes preguntarles y que su miedo al fracaso se fuera acentuando con los años.

¿Qué empujó a mi cliente a tomar estas medidas? Sencillamente el miedo a que ocurriera algo que para él era muy malo (fracasar y ser rechazado). Es decir, fue la anticipación de que algo malo iba a pasar lo que hizo que su ansiedad se disparase, que sintiera peligrar su autoestima y, por tanto, que naciera en él la sensación de que tenía que ponerse a salvo para no sufrir.

A corto plazo, evitar tomar una decisión por sí mismo y arriesgarse a ver qué ocurría o evitar mostrar sus virtudes como su inteligencia, le hacía sentir seguro, a salvo, cómodo y tranquilo; sin embargo, con los años su nivel de insatisfacción e infelicidad consigo mismo fue aumentando y su baja autoestima en lugar de mejorar se fue perpetuando.

¿Qué podemos concluir de todo esto?

  1. Que van a haber situaciones (estímulos) en nuestra vida que hagan que nuestros pensamientos o esquemas negativos acerca de nosotros (ideas distorsionadas y subjetivas) se activen.

 

  1. Los pensamientos negativos (“no voy a estar a la altura”, “no voy a gustarles”…) activarán el miedo a que algo malo ocurra (anticipaciones catastróficas): desde que nos dejen de lado, que no caigamos bien o que fracasemos (social, laboral o afectivamente). Cada persona teme cosas distintas y la naturaleza de su miedo estará relacionada con la naturaleza de la situación que lo activa.

 

  1. Como nos estamos poniendo en lo peor e imaginando un futuro en el que de alguna manera salimos perdiendo, las emociones (respuestas fisiológica/emocional) que experimentaremos serán negativas: ansiedad, angustia, inseguridad, incomodidad, culpa, vergüenza…

 

  1. La intensidad de estas emociones es lo suficientemente intensa como para que queramos protegernos, ponernos a salvo y asegurarnos de que aquello tan desagradable que estamos imaginando nunca ocurra y tratamos de no poner a nuestra autoestima en un lugar comprometido. Por lo que evitamos enfrentarnos a dichos estímulos o situaciones disparadoras de nuestro malestar, como por ejemplo, evitar destacar por nuestras virtudes, rechazar una invitación a una fiesta en la que no conocemos al resto de invitados por miedo a no encajar, rechazar un ascenso de trabajo por miedo a no estar a la altura.

 

O escapamos, es decir, afrontamos la situación, pero ponemos en marcha toda una seria de conductas innecesarias para sentirnos a salvo de nuestro miedo. Por ejemplo, aceptar ese ascenso, pero trabajar muchas más horas de las necesarias en el trabajo con tal de asegurarnos de que tendremos éxito.

 

  1. Al evitar o escapar de estas situaciones ocurren varias cosas:

 

  • Nos quedamos en nuestra zona de confort, sin atrevernos a enfrentar un nuevo reto de la vida. Sí, esto hace que nos sintamos mejor a corto plazo, a salvo, seguros, cómodos en nuestra vida, pero a largo plazo, la baja autoestima no se supera, sino que se estanca.
  • Que no llegamos a comprobar que lo que tanto tememos (anticipaciones catastróficas) probablemente jamás ocurra, o si llegara a ocurrir, seguramente no será tan malo como lo habíamos imaginado en nuestra mente.

Espero haber arrojado algo de luz sobre esta cuestión que tanto preocupa actualmente en nuestra sociedad. En mi opinión, hemos de aprender a fortalecernos ante la vida saliendo de nuestra zona de confort y aceptando nuevos retos por muy nerviosos que éstos nos pongan, ya que es la única vía para seguir conociéndonos, amándonos y haciéndonos grandes por dentro y por fuera.

 

Bibliografía

 

–       Elia Roca Villanueva (2012). Autoestima sana. Una visión actual basada en la investigación. ACDE Psicología.

–       Melanie Fennell (1999). Overcoming Low Self-Esteem. A self-help guide using Cognitive Behavioral Techniques.

SANDRA MUÑOZ TORTAJADA

 26 Promoción

VIOLENCIA DE GÉNERO & DESIGUALDAD DE GÉNERO

DESIGUALDAD Y VIOLENCIA DE GÉNERO

La DESIGUALDAD DE GÉNERO es un Fenómeno Social que se manifiesta mediante una serie de conductas donde la mujer es claramente considerada y tratada de manera inferior al hombre.

Esta Desigualdad aparece en Todos los lugares del mundo y se detecta en Diversas áreas como el Trabajo, la Cultura, la Política, Economía, etc…

  • En el área del Trabajo la mujer ocupa la mayoría de subempleos, los peor remunerados y los más precarios.
  • En la Educación más de la mitad de la población analfabeta son mujeres.
  • En la Política existe poca representación femenina.
  • Las Grandes Empresas y Multinacionales son dirigidas practicamente por hombres.

Esta Desigualdad tiene una Base Cultural, arraigada y enraizada que incluye Actitudes, Valores y Creencias, y que se observa en comportamientos de superioridad por parte del hombre hacia la mujer.

CONCEPTOS como Sexo, Género, Estereotipo y Roles son muy importantes para comprender el fenómeno de la Desigualdad de Género:

  • Sexo-> implica a las características biológicas del aparato sexual reproductor y a las manifestaciones físicas generales del hombre y de la mujer.

Hombre: barba, cuerpo más peludo,, musculatura mayor…

Mujer: pechos voluminosos y caderas redondeadas…

  • Género-> implica a las características sociales y culturales. Incluye:

      *Estereotipo-> Conjunto de Creencias sobre las características que deben expresar los hombres y las mujeres.

Hombre: fuerza, dominación, poder, independencia…

Mujer: sumisión, delicadeza, entrega, belleza…

  *Roles-> Conjunto de Comportamientos que deben de realizar según sea hombre o mujer.

-Hombre: directivo, dominante, independiente, seguro, autosuficiente…

-Mujer: comprensiva, comunicativa, familiar, sensible…

La VIOLENCIA DE GÉNERO es la consecuencia de la Desigualdad de Género que está interiorizada por la Sociedad y se define por aquella CONDUCTA que se realiza de manera consciente para proporcionar algún tipo de daño a la mujer. Ésta puede ser Física(golpes), Psicológica (humillación) o Sexual (abuso)

A lo largo de toda la Historia de la Humanidad la Violencia de Género es la forma más grave de discriminación que ha sufrido y sufre la mujer. La actuación de los Poderes públicos ha sido fundamental de manera Internacional como Nacional.

Este Artículo está centrado en la POBLACIÓN ADOLESCENTE, en la cual se ha observado un aumento de VG en un 20% durante los últimos años. Las percepciones, actitudes y conductas que muestran los adolescentes, les hacen especialmente vulnerables a la hora de poder vivir una situación de maltrato.

Hay que destacar que el maltrato en los jóvenes adquiere nuevas formas a través de la Tecnología y las Redes Sociales: Conductas de Acecho y Ciberacoso que facilitan el dominio y la violencia.

El OBJETIVO PRINCIPAL es “la Protección y Cuidado de la Adolescente” mediante la PSICOEDUCACIÓN: informar del problema, saber detectarlo, entenderlo, manejarlo y  enseñar habilidades para cesar el maltrato y evitar recaídas. También conocer cómo es una relación de pareja sana, se convierte en otro objetivo a resaltar.

 

  *PSICOEDUCACIÓN

El contenido de las sesiones terapeúticas de PSICOEDUCACIÓN deberán basarse en los siguientes apartados, los cuales serán utilizados por el Terapeuta según el caso de la adolescente que tenga delante. Estos son:

1-Señales de Alarma.

2-Etapas del Proceso de Violencia de Género.

3-Diferenciación entre Conflictos de Pareja y V.G.

4-Frente a los Mitos, algunas Realidades.

5- Consejos útiles para Decir Adiós.

6- Qué Hacer y Dónde acudir.

7-¿Qué es una Relación de Pareja Sana?

8-Receta para un Amor Verdadero.

9-Libros recomendados.

10-Videos.

 

  1. SEÑALES DE ALARMA

La Adolescencia es la etapa de la vida donde aparecen las primeras relaciones de pareja y reconocer las SEÑALES DE ALARMA, ante un caso de V.G., es de suma importancia para las chicas que se inician en la aventura del amor. Estas señales son:

  • Cuando “tu chico” te Hace sentir mal.
  • ,,      te Dice que no vales nada.
  • Te Intimida con insultos y amenazas.
  • Controla todo lo que haces.
  • Te Quiere en exclusiva para él.
  • Te Aísla de amigos y familiares.

 

  1. ETAPAS DEL PROCESO

También es importante conocer cuáles son las ETAPAS por las que pasa una relación de Violencia de Género. Estas son:

  1. PRÍNCIPE AZUL–> Se comporta como un gran seductor…
  2. CONTROL ABSOLUTO–> Cuando se consolida la relación lo controla todo: amigos, salidas, redes…
  3. AISLAMIENTO–>Se vuelve celoso y sólo te quiere para él.
  4. VIOLENCIA PSICOLÓGICA–>Te hace sentir mal, que no vales para nada, que sin él no eres nadie.
  5. INSULTOS Y GOLPES–> Si no estás disponible para él, te lo reprocha con insultos y golpes, luego te dice que te quiere, entrando en una espiral de maltrato y lunas de miel.
  6. ACOSO TRAS LA RUPTURA–> Si decides dejarlo te amenaza con suicidarse, te acosa, te desprestigia en las redes. Puedes llegar a padecer ansiedad, depresión…
  7. DESENLACE FINAL–> El machismo mata; si no te consigue intentará acabar con tu vida.

 

  1. DIFERENCIAS ENTRE CONFLICTOS DE PAREJA Y VG

La Discriminación entre las Parejas Sanas y Patológicas se diferencian principalmente (según Carrasco 2008):

 

  CONFLICTOS  DE  PAREJA VIOLENCIA DE GÉNERO
RECIPROCIDAD

 

-La agresividad es entre ambos.

-Las conductas inadecuadas son reconocidas por ambos

-Los dos tienen sentimiento de culpa por las agresiones

-EL varón ejerce la agresividad

–   ,,      ,,  NO reconoce o minimiza su comportamiento

-La culpa de lo ocurrido recae sobre la mujer

 

 

 

 

CONTROL

 

-Ambos temen el descontrol

-No tienen intención de controlar al otro

-La violencia es puntual a momentos tensos (muy rara vez)

-La violencia es continua como táctica de poder sobre la mujer.

 

SEVERIDAD Y FRECUENCIA -Escalada de violencia verbal

-Actos de agresión física muy poco frecuentes (muy rara vez)

 

-Escalada de violencia verbal que acaba en física y que se intensifica en frecuencia y gravedad.

 

CONSECUENCIAS

 

*Iguales  entre ambos:

-Resentimientos

-Lesiones físicas leves

-Miedo a las disputas

-Estrés y ansiedad

 

*Sólo en la mujer:

-Lesiones físicas graves y severas

-Miedo/ terror al hombre

-Baja autoestima

-Ansiedad, depresión, ideas suicidio…

-Automedicación: ansiolíticos, antidepresivos.

 

 

  1. FRENTE A LOS MITOS, ALGUNAS REALIDADES

1º Las Parejas pueden Tener Diferencias, Dificultades, Discusiones siendo normal, pero en ningún caso, NO es normal la agresión física, sexual, ni psicológica.

2º El Respeto y la Valoración mutua es un prerrequisito para el amor.

3º La Agresión es una Elección que la Persona Realiza porque cree que tiene derecho y siente que puede hacerlo.

4º La Agresión no reduce la tensión existente, sino que la aumenta.

5º Tras la Agresión el agresor denigra a la Víctima y se repite con más crueldad y frecuencia.

6º La Víctima se sentirá culpable y aceptará la explicación dada por el agresor, disculpándolo.

7º Los hombres que agreden NO están Enfermos y, por lo tanto, NO se Curan.

No tiene ningún mérito soportar la violencia física y psicológica de una pareja, que no sabe amar.

9º El Correcto Uso de la Agresividad refuerza la Autoestima propia y del otro, nos afirma como personas, nos da serenidad y bienestar.

10º  El Amor es un HECHO y NO un Supuesto (Obras son amores y no buenas razones)

  1. CONSEJOS PARA DECIR ADIÓS
  • No te Escudes en que en algún momento, llamará y te dará las mejores noticias de este mundo al decirte que cambiará.
  • Decir con firmeza y decisión:”Tengo que irme, ya no voy a estar más, es muy triste que no me hayas escuchado, comprendido, valorado, aceptado, respetado, pero no me has dejado otra alternativa, adiós“.
  • Nunca vayas a retroceder, esto es fundamental.
  • Debes Buscar y Andar por tu Propio Camino, sin esa sombra de “control” que te persigue todo el tiempo.
  • No te Preocupes pensando en que eres tú la mala, porque eres tú la que dice adiós. Terminar las cosas de esta forma, tajantemente es menos complicado para alejarte de él y vivir tu vida siendo feliz. Así que ¡Ten Valor y Hazlo!
  • Ten Convicción con la decisión de decir adiós y pasar la página. No te desanimes por el hecho de que los fuertes sentimientos por tu pareja sigan ahí. Con serenidad puedes Decirte a ti misma:”Es una relación que me anula, me absorbe, me hace sentir mal y tengo el poder de acabar con todo esto diciendo adiós. Quiero ser libre y feliz.”
  • Ámate tú, recuerda los momentos maravillosos vividos contigo misma y comprende que tú eres el amor de tu vida.
  • Si debes decir adiós en e-mail o a través de un mensaje de texto, no lo dudes… ¡Hazlo! No es lo ideal, pero si no hay más remedio…
  • Es fundamental que si vas a cerrar la puerta, la cierres totalmente;

No puedes permitirte seguir caminando en círculos, en torno a un sentimiento o relación que quizá hasta tú misma inventaste, no es justo contigo. Así que Detente y Di ADIÓS a esta relación enfermiza.

 

 

  1. QUÉ HACER, DÓNDE ACUDIR

1º Hablar con tus padres o tutores del IES.

2º Si no tienes confianza o tienes miedo de no ser comprendida, llamar a los siguientes TELÉFONOS que son confidenciales, gratuitos y no dejan registro de llamadas:

ANAR…………………………………………………………..90202010

EMERGENCIAS………………………………………………112

GUARDIA CIVIL……………………………………………..062

INFORMACIÓN GRATUÍTA Y CONFIDENCIAL………016

CRUZ ROJA “Programa ATENPRO”…………………….963802244       

                                                     

7 ¿QUÉ ES UNA RELACIÓN DE PAREJA SANA?

 

-Cuando 2 personas se Quieren, se Respetan y se Divierten estando JUNTAS.

-Querer a la otra persona con sus Defectos y Virtudes.

-Tratarse bien con Ternura y sin faltarse el Respeto.

-Saber Escuchar al otro y poder Contarle tus  problemas, inquietudes y deseos.

-Unión de Sentimientos, donde uno no se impone al otro.

-Tener Confianza Mutua y no comprobar si lo que hace o dice el otro es verdad.

–  ,, Diferentes puntos de vista y poder Dialogar sobre ellos, sin que ninguno  imponga su opinión.

-Compartir Momentos y Experiencias juntos, además de disfrutar de Tiempo y Espacio  PARA UNO MISMO, con sus amigos, familia, practicar el hobbie preferido, sin que nos moleste que nuestra pareja también lo haga.

-No Abusar de la pareja pidiéndole que haga constantemente cosas por nosotros.

-Poder Expresarnos con libertad y sin temor a que nuestra pareja se enfade por decir lo que pensamos o que nos prohíba algo.

-Valorar el Esfuerzo y Trabajo de mi pareja.

-Aceptar sus Opiniones, gustos, actividades, amigos del otro.

-Reconocer cuando nos hemos Equivocado o pasado en algo.

-Entender que a veces hay que Ceder para estar de acuerdo en una decisión.

-Apoyarse y Ayudarse MUTUAMENTE en planes y proyectos, aunque éstos a veces no coincidan.

¡ESTO SÍ QUE ES AMOR VERDADERO ¡

 

 

  1. RECETA PARA UN AMOR VERDADERO

 

 

*INGREDIENTES:                  ¼  kilo de RESPETO

½    ,,   ,,   CONFIANZA

1 litro largo de COMUNICACIÓN

3 cucharadas soperas de ATRACCIÓN

1 nube de IMAGINACIÓN

1 chorro de constante PASIÓN Y AFECTO

1 puñado de COMPRENSIÓN

 

*ELABORACIÓN:

 

1º Se mezclan TODOS los INGREDIENTES, dejando reservadas la I  MAGINACIÓN y la PASIÓN. Se remueven hasta que quede unamasa fluida, pero con textura.

2º  Una vez obtenida la masa, se añade la IMAGINACIÓN y se deja airear un minuto.

3º  Posteriormente se mete al horno a 200º C. La masa comenzará a subir.

4º  Se revisará cada 10 minutos para ver si todo va bien y cuando esté al gusto sacar del horno.

5º  Se deja reposar a temperatura ambiente y espolvorear con PASIÓN.

 

¡ESTÁ DELICIOSO!

 

 

  1. LIBROS RECOMENDADOS

 

Como material de apoyo recomendaremos estos libros/guías:

1) La princesa que creía en los cuentos de hadas.

2) No te líes con chicos malos.

3) Abuso verbal

4) Guía para mujeres en situación de violencia de género.

 

 

  1. VÍDEOS

 

1) Video en Youtube (El Orden de las Cosas)

2) Rap de Sura en Youtube (Estima´m Lliure)

 

Referencias: Adaptación del material realizado por la autora  para Charlas de V.G. de la  Cruz Roja (Cooperación Internacional), impartidas en IES.  

M.ª JESÚS BELMONTE SÁNCHEZ

26 Promoción

ENCOPRESIS: DEFINICIÓN Y PRIMERAS SESIONES DE TRATAMIENTO DE UN CASO REAL

Definición:

Hay múltiples definiciones de encopresis, así como discrepancias entre algunos autores. Pero pese a éstas, se aprecian varios puntos de consenso: la mayoría admite la necesidad de descartar la presencia de factores orgánicos como causa principal, y asumen el carácter involuntario del mismo.

Tras leer varias definiciones, me quedo con la de Doleys (1978): “Emisión de material fecal de cierta cantidad y consistencia, en la ropa u otros lugares inaceptables, sin causa orgánica, que ocurre después de los 3 años”

Suele ser de carácter involuntario, debido a estreñimiento o retención intestinal.

Un niño con encopresis es aquel que tiene dificultad para controlar correctamente la evacuación intestinal.

Muchas veces la incontinencia puede estar provocada por anomalías anatómicas, neurológicas, endocrinas, metabólicas, lesiones postquirúrgicas, etc. Esto lo tiene que descartar el médico del niño, pero debemos contar con que estas pruebas son especialmente molestas y en algunos casos dolorosas para el niño y que también los médicos no las practican, ya que conocen el historial del niño desde su nacimiento y suelen creer que se encuentran en condiciones de descartar un problema orgánico con unas pocas exploraciones de rutina.

Así, nos llegarán a consulta probablemente después de que el médico diga que es un problema psicológico. Aún así, siempre debemos pedir una exploración exhaustiva a los padres.

Se considera primaria cuando el niño no ha manifestado un control intestinal adecuado desde que nació. Hay estudios que dicen que suele tener mejor diagnóstico que la secundaria. Y que una de las causas sería mal entrenamiento.

Cuando la encopresis aparece precedida de un período de un año con control de esfínter, se denomina secundaria. Suele estar asociada a sucesos estresantes, como pérdida de un padre, abusos sexuales, maltrato, etc.

Prevalencia: Es bastante más frecuente de lo que se suele pensar. Le ocurre al 3% de los niños/as con edades comprendida entre los 5-8 años. A los 12 años, al 1%.

Estas cifras pueden estar infraestimadas, ya que el sentimiento de vergüenza y frustración, y el intento de mantenerlo en secreto, hace que muchas familias no lo digan.

Sentimientos y sensaciones que provoca en los niños:

  • Físicas: el estreñimiento o los retortijones provocan dolor, irritabilidad, y pueden hacer disminuir el apetito.
  • Emocionales: Miedo, vergüenza, y una disminución de la autoestima, ?lo que puede conducir a otras repercusiones sociales. Es probable que sea centro de burlas, insultos e incluso amenazas en la escuela.
  • Sentimientos en los padres/madres: Perplejidad, vergüenza, fracaso, frustración, ira e incluso repugnancia. Tiende a generar respuestas negativas en los padres , y es uno de los precipitantes más comunes del maltrato físico. Es probable que los padres piensen que su problema es único y aislado, ya que es algo de lo que no se suele hablar con otros padres o no hayan conocido otros casos.
  • Otras curiosidades:

Mancharse no es un síntoma aislado, sino un síndrome con muchos ?aspectos.

A veces se asocia a problemas de conducta tales como la ?desobediencia y la conducta oposicionista.

Hay más niños que niñas con encopresis.

Existen niños encopréticos en todas las esferas sociales, y de todos los niveles intelectuales.

Hay una correlación altamente significativa entre enuresis y encopresis.

Hay una correlación también con bajo peso al nacer.

Causas: ?

No existe una única causa para todos los casos. Se produce de diferentes formas y por diversas razones. Puede ser debida a factores intelectuales (por ejemplo, trastorno de aprendizaje); físicos (Estreñimiento); psicológicos (miedo al retrete); sociales (negligencia o entrenamiento demasiado laxo, coercitivo, o rígido en los hábitos de limpieza); ambientales (ambientes estresantes, aseos inadecuados en casa o en el colegio; experiencias de separación (y otras traumáticas) y alimentación baja en fibra y exceso de lácteos.?

Nota a los padres/madres: ?Una gran parte de los problemas en la infancia no sólo se deben al aprendizaje de conductas inapropiadas e indeseadas del niño, sino que la mayoría son consecuencia del fracaso del niño en aprender habilidades y conductas apropiadas, socialmente deseables. Sobre todo en los primeros años, se asocian con habilidades inadecuadas que impliquen autocontrol o control sobre el propio cuerpo. El hacer cualquier cosa bien requiere un buen entrenamiento, e implica a dos personas: un aprendiz y un maestro.

CASO

Adrián, 6 años. Es el mayor de dos niños. Los padres acuden a consulta, entre otros problemas,  porque desde que le quitaron el pañal, con 2 años, nunca ha adquirido la rutina, y actualmente se ensucia la ropa interior 3-4 veces por semana. Ya no lleva pañal. Tras la evaluación, establezco que se trata de encopresis no retentiva, primaria. No cursa con estreñimiento ni con enuresis. No es nocturna.

Ambiente en casa: padres licenciados, con trabajo. Disciplinados, motivados, y cariñosos. Con mucha paciencia, y predisposición para con sus hijos. Buen ambiente en general.

El patrón suele ser siempre el mismo: el propio niño relata que como está jugando, no quiere perder el tiempo en acudir al baño, y se aguanta totalmente hasta que se hace caca encima (tanto en el colegio como en casa). Sí nota las sensaciones, porque a veces sí acude al baño sola, y no se ensucia. No le importa demasiado mancharse ni oler mal. Los padres notan cuando se está haciendo caca, porque le ven tirado en el suelo, jugando, y apretando las piernas, y es cuando le dicen que debe ir al baño. Pero él insiste en que no se hace caca, y muchas veces le tienen que llevar físicamente en volandas.

En el cole también le ocurre. Hablé con el tutor, y me dijo que hay días que no se mancha. Lleva siempre calzoncillos para cambiarse.

No le han hecho una exploración física completa para descartar otras patologías. Les insisto en la necesidad de una exploración.

No ha estado en tratamiento psicológico. Cursa con otros problemas de disciplina, rebeldía, problemas en  educación infantil y ahora en primaria.

 

Qué han intentado los padres:

– Castigos: hacer que se duche cuando se ensucia la ropa interior. Reñirle.

– Hacerle razonar, explicándole las consecuencias que tiene el oler mal para los compañeros de clase y la gente de alrededor.

–  Reforzarle cuando hace caca donde corresponde. Pero lo hacen de modo poco sistemático, alternando con castigos.

– Los padres suelen cogerle cuando creen que tiene ganas (ven que está apretando las piernas) o cuando consideran que debe hacer (después de las comidas) y están con él en el WC mas de 20 minutos, mirando la Tablet, hasta que defeca o no.

Evaluación:

Tras 3 sesiones de evaluación (2 con los padres y 1 con el niño), establezco la línea base de su problema:

Le ocurre 3-4 veces por semana. No suele haber factores predisponentes. Tanto si están de vacaciones como si no; si el ambiente familiar/escolar es bueno o hay un poco de estrés, eso no le influye. Siempre se ensucia. Nada de lo que han intentado, les ha servido. Le suele ocurrir principalmente cuando está jugando en el patio de colegio, o en su casa, pues dice que no quiere perder tiempo de juego en el ir al WC. Conoce cada uno de los pasos previos que tiene que hacer para ir al baño, y los posteriores (notar sensaciones, aguantarse, dejar lo que tenga que hacer entre manos, buscar el baño, bajarse los pantalones, etc.). Los padres se lo han enseñado y sabe hacerlo él solo. Nota bastante las sensaciones físicas, aunque no siempre. Sí admite que cuando está en el colegio, a veces no sabe qué decir a sus compañeros mientras está jugando.

Tratamiento:

1) Entrenarle en frases y comportamiento adecuado para excusarse con sus compañeros de juego o con el profesor: “Un momento, voy al baño y vuelvo enseguida”; levantar la mano en clase y pedir permiso al profesor

2) Entrenarle en contracción esfínter. Tanto de pie, sentado, como corriendo. Le digo que es ?como hinchar un globo. “Cuando notes las ganas, practica en contraer ?el esfínter, hasta que se pase la urgencia, y buscas un WC rápido”. Lo practicamos en consulta y en casa, con los padres.

3) Entrenarle en Autoinstrucciones: En cuando note las señales, tiene que dejar lo que esté haciendo, y buscar el WC más cercano. Decirse a sí mismo: “Venga, ahora toca hacer caqueta, ?luego seguiré con lo que esté haciendo, que soy todo un campeón”.

4) Con los padres y el tutor: psicoeducación en técnicas de conducta. Decido que las primeras 4 semanas apliquen principalmente Refuerzo Positivo y Extinción. Descarto cualquier tipo de castigo o costo de respuesta (excepto cambiarse él mismo su ropa interior y tirarla a lavar) ya que lo han aplicado demasiado, e inconsistentemente y en la evaluación detecto que tiene una rutina semanal demasiado rígida, con muy poco tiempo de juego, demasiadas obligaciones, exigencias y deberes para su corta edad.

También les doy Instrucciones para aplicar la economía de fichas.

Les doy información sobre el refuerzo positivo, se trata de una técnica que intenta influir en el mantenimiento e instauración de conductas deseables. Si las consecuencias de la conducta de Adrián se recompensan, es probable que la conducta se fortalezca y puede llegar a repetirse:

– Sociales: alabanzas por parte de los padres/tíos/abuelos/ profesores, cada vez que Adrián vaya solo al WC, y no se haya ensuciado la ropa. O bien verbal, palmadita, beso, caricia, sonrisa.

– Recompensas tangibles: tiempo extra para jugar con el lego, para ver la TV, ponerse la camisa más de un día a la semana, dinero para la hucha, etc. (Estos son los refuerzos que a Adrián más le motivan)

– Extinción: Consiste en ignorar la conducta no deseada, con el fin de que no se repita en el futuro, y no reforzarla socialmente sin querer, al reñirle. Les digo que tienen que ser firmes, constantes, y tener mucha paciencia, pues a corto plazo a veces no ser notan los resultados, son necesarias 3 ó 4 semanas. Y más en su caso, que lleva 4 años con ese hábito de conducta.

ENTRENAMIENTO Para Adrián:

?  15/20 minutos después de cada comida principal, sentarse un máximo de 10 minutos en el WC. Tendrá un taburete en los pies para empujar. Podrás llevarte cuentos, juguetes, y tendrás que empujar cómo te he enseñado. Cuándo hayas hecho caca, antes de tirar de la cadena, llamarás a papá o mamá para que vea que lo has hecho.

?  Si no has hecho caca, no pasa nada, ya tendrás ganas luego. Pero recuerda, en cuanto notes lo que te he dicho, vas al baño, o si no sabes dónde está, lo preguntas.

?  Los padres no dicen nada si no hace caca o si mancha la ropa. Aplicando la Extinción.

?  Cada vez que el niño vaya al baño por iniciativa propia, reforzar mucho, haga caca o no. ?

Recompensas de Adrián por cooperar y ayudarse a sí mismo:

– Una Estrellita en su registro, por ir al baño solo e intentarlo.

– Dos Estrellita más, por hacer caca.

– Al final del día, cogerán el registro, los papis le darán las gracias por colaborar, y por cada Estrellita, recibirá 0´5 Euros que él meterá en la hucha.

– Además, si consigue estar 3 días sin ensuciarse la ropa, podrá ponerse camisa para ir al colegio (es una prenda que le encanta, y sólo le dejan un día a la semana)

– Al final de la semana, podrá comprarse lo que se establezca, con el dinero recaudado.

Actuación de los padres este primer mes:

– Reforzarle con alabanzas cada vez que Adrián vaya solo al baño, y cada vez que ?haga caca, además de ayudarle a poner la Estrellita.

– No decir ni hacer absolutamente nada que suene a castigo o ?reproche, si se mancha la ropa interior. Simplemente, que se tiene que cambiar él solo y poner la ropa limpia, y tirar a lavar los calzoncillos al cubo de la ropa sucia, en un tono normal y neutral, sin que se note la frustración, ansiedad, etc.

– Si él no va por iniciativa propia, pero Sí va cuando se le recuerda, también se le pone 1 Estrella

– En cambio, si vemos que está jugando y se ha hecho caca, no se le riñe, se le dice con tono neutro: “Adrián, se te ha vuelto a olvidar, vamos juntos al baño”. En este caso, No se le pone la Estrellita, y se le dice que no va a recibirla.

– Como queremos conseguir que Adrián sea autónomo, ya no estaréis con él en el baño, pues puede actuar de Refuerzo Positivo, por la gran atención que recibe  cada vez que va al baño.

– Sacar más tiempo de juego entre semana, pues sólo tiene 30 minutos al día en casa.

NOTAS:

Las 2 primeras semanas, como ya les anticipé, se siguió manchando la ropa, pero a partir de la 3ª, sólo 2 veces, y la 4ª, 1 vez. Seguimos en tratamiento.

Mª DEL MAR DIAZ BARRON

 26 Promoción

¿CÓMO GESTIONAR LA LLEGADA DE UN NUEVO MIEMBRO A LA FAMILIA? CASO PRÁCTICO

Entendemos como percepción la manera en la que el cerebro de un organismo interpreta los estímulos sensoriales recibidos a través de los sentidos para formar una impresión consciente de la realidad física de su entorno. Como bien nos indica esta definición, el cerebro, al intervenir en el proceso de la percepción, conforma una interpretación de los estímulos diferente para cada individuo.

Por ejemplo, ante la llegada de un nuevo miembro a la familia, que es el tema central de nuestro artículo, los padres interpretarán que es una buena noticia, un momento de felicidad, en cambio, el hijo pequeño, de esa misma familia, probablemente interprete que ya no será el único niño de la casa, que no es tan buena noticia.

ORGANISMO

Niño de 8 años cursando 3ª de Educación Primaria

Tiene un hermano de 2-3 meses.

Es un niño muy sensible, cariñoso, responsable, activo, su rendimiento académico es bueno y tiene muy buena relación con sus padres.

MOTIVO QUE TRAE A LOS PADRES A CONSULTA

Últimamente, ven a su hijo muy decaído, no se entretiene con nada, llora con facilidad cuando alguna situación le supera, verbaliza cosas negativas sobre su persona (insultos) etc. Además, observan que tiene ciertas actitudes agresivas con los compañeros del colegio, está obteniendo malos resultados en el colegio, donde también sus profesores le ven despistado.

Los padres no saben cómo gestionar este tipo de situaciones y actitudes que no habían visto antes en su hijo, por este motivo deciden buscar ayuda profesional para solucionar dicha situación, aconsejados también por los profesores del centro escolar.

MANTENIMIENTO

Cuando se dan este tipo de situaciones, los padres, ya sea por separado o juntos, centran su atención en el niño, le consuelan, le preguntan qué le pasa, pero a su vez no saben qué decir o hacer, para que se encuentre mejor. Sin embargo, esa atención que ellos le proporcionan en ese momento es suficiente para que su hijo “aprenda” a repetir dichas conductas, y se instauren en su repertorio. Se mantienen dichas conductas, porque sabe que esas manifestaciones verbales o conductuales, hacen que sus progenitores centren su atención en él, convirtiéndose en el protagonista.

 

 

CIRCUNSTANCIAS QUE INFLUYEN EN LA APARICIÓN DEL PROBLEMA

Al nacimiento de un hermano, se le suma también que la familia decide irse a vivir fuera de España, preparan una mudanza, tienen que deshacerse de objetos personales, dejar su antiguo colegio, buscar uno nuevo…el proceso dura varios meses, pero finalmente, por circunstancias familiares no se mudan y deciden quedarse.

Volver a hacer la mudanza y apuntarse al colegio de nuevo, desemboca en una situación muy estresante para el niño, pero sus padres creen que no le afecta o no se entera de lo que está pasando. Estas son circunstancias que, junto con la llegada de un nuevo miembro a la familia, hacen que el mundo del niño se tambalee.

ANÁLISIS FUNCIONAL

Situación: el niño llora sin motivo aparente, se descalifica a sí mismo, pega a compañeros del colegio, no quiere hacer los deberes.

Respuesta fisiológica: llanto, dolor de barriga, ir mucho al baño.

Respuesta motora: pegar, patalear.

Respuesta cognitiva: difícil de conocer, en la entrevista con el niño él solo dice que todo lo hace mal.

Consecuencias: consigue refuerzo externo positivo, ya que sus padres se vuelcan con él cuando suceden este tipo de situaciones, dejando todo lo que están haciendo y consolándole o calmándole.

Le ocurre sobre todo cuando están en casa, y sus padres están haciendo cualquier actividad con su hermano recién nacido, o cuando están en el parque o a la salida del colegio, cuando los padres que están esperando le dicen cosas al nuevo miembro de la familia.

EVALUACIÓN Y PLANTEAMIENTO DE LA HIPÓTESIS

La evaluación se llevó a cabo con la madre, mayormente, y con el niño. Se realizaron dos sesiones de evaluación. En la primera sesión, se realizó una entrevista con la madre y una toma de contacto con el niño. Mediante el juego y diferentes tareas, le íbamos realizando preguntas para que el menor estuviese cómodo.

A la primera sesión, la madre aportó pruebas médicas realizadas para descartar un posible caso de TDAH, además de los resultados académicos y notas de los profesores del niño.

En la segunda sesión, continuamos con la entrevista de la madre, pero la evaluación se centró en el niño. Mediante la realización por parte del infante de una serie de dibujos, íbamos obteniendo información mediante una batería de preguntas. En todo momento, lo primordial era que el niño no tuviese la sensación de que le estábamos evaluando, sino de que estaba jugando.

Una vez finalizada la evaluación, realizamos la explicación de la hipótesis para ambos progenitores. Les comentamos que, después de realizar la evaluación, podíamos concluir que los cambios de actitud del niño, las conductas agresivas, los llantos y los insultos, se debían al nacimiento de su hermano, mejor dicho, a la gestión por parte de los padres de este suceso. Esta situación se había visto precipitada por el intento fallido de mudanza.

Los padres en todo momento están de acuerdo, y reconocen que a ellos también les ha sobrepasado la situación y que no han sabido gestionarlo bien. Se les explica el plan de intervención que consistía en:

Ø  Enseñar a los padres a gestionar los momentos de llanto o “rabietas” del niño. Enseñarles a reforzar lo adecuado y extinguir lo que no es aceptable.

Ø  Enseñar al niño a gestionar sus propias emociones.

Ø  Trabajar y fomentar la autoestima del niño.

Ø  Optimizar el tiempo de ocio con sus padres, con el objetivo de mejorar la relación de ambos progenitores con el niño. Que el tiempo que estén juntos sea un tiempo de calidad.

Ø  Realizar actividades en familia, donde se potencia la idea de que todos son importantes, teniendo cada uno su papel.

Ø  Enseñarle al niño técnicas como la “resolución de problemas”, cuando se le presenta alguna dificultad en el colegio o en casa.

Ø  Inculcarle hábitos y técnicas de estudio, para mejorar su rendimiento académico, ya que es un tema que preocupa bastante a sus padres.

 

Los padres estuvieron de acuerdo con el plan propuesto y se mostraron muy participativos a lo largo del proceso, tanto de la evaluación como del tratamiento. El niño asistía a terapia semanalmente.

EVOLUCIÓN DEL TRATAMIENTO Y MANTENIMIENTO

Empezamos el tratamiento, trabajando con los padres la manera de gestionar los momentos difíciles del niño. En primer lugar, nos centramos en los momentos de llanto, ya que era lo que más sucedía. Realizamos psicoeducación con los padres, para que entendiesen conceptos como el refuerzo positivo, extinción, etc. Una vez asimilado, se les proporcionó una serie de pautas para saber gestionar dichas “crisis”. Un par de semanas más tarde, siguiendo las pautas establecidas, los padres informaron que ya no se daban esos momentos de llantos.

Continuamos con las cosas negativas que el niño decía sobre sí mismo, cuya única pauta fue: la primera vez del día que lo hiciese, razonar con él sobre el comentario, el resto de veces extinguirlo. Con el paso de los días también fueron desapareciendo los comentarios.

En cuanto a las actitudes agresivas con sus compañeros de juego o del colegio, se le reforzaba cuando jugaba de manera adecuada y se le apartaba del juego, si llevaba a cabo actitudes agresivas con sus compañeros. Con el paso de los días, informaron desde su centro de estudios, que ya no se producían esas actitudes y sus padres también lo percibieron en los momentos de ocio, cuando jugaba en el parque.

A la vez que trabajábamos con los padres, íbamos trabajando con el niño: potenciamos su autoestima, mediante ejercicios en terapia y tareas para casa, le enseñamos a gestionar sus emociones con técnicas como la “técnica de la tortuga”, para que supiese que hacer cuando sentía rabia o frustración.

Planificamos todos juntos, momentos para estar en familia, tanto toda la familia, como cada progenitor con el niño, como el niño con su hermano recién nacido. Logramos obtener un rato de cada día, y un tiempo mayor los fines de semana.

La evolución del niño a lo largo del tratamiento fue notable desde que este se inició. Estuvo muy participativo, realizaba todas las tareas tanto en terapia como las que se llevaba para casa. Sus padres iban informando de que a ellos les costaba llevar a cabo las pautas que tenían que realizar, pero una vez las ponían en práctica el niño respondía perfectamente.

Con el paso de las sesiones, desaparecieron los llantos, los comentarios negativos, estaba más centrado en el colegio, mejoró la relación con sus padres y el trato que le proporcionaba a su hermano.

Una vez finalizado el tratamiento, se continuó con sesiones de mantenimiento, cada vez más distanciadas en el tiempo. Todo funcionaba correctamente, a excepción de algún momento puntual en el que el niño tenía actitudes negativas, como al inicio del tratamiento, pero los padres lo gestionaban correctamente y no se repetían.

MEDIDAS PARA PREPARAR LA LLEGADA DE UN RECIÉN NACIDO A LA FAMILIA

La llegada de un nuevo bebé a la familia puede provocar muchos cambios en la vida familiar, que pueden ser difíciles de sobrellevar para el hermano/a mayor. Su aceptación va a depender de la forma en la que se maneje. Existen una serie de medidas que se pueden adoptar para poder gestionar mejor dicho momento:

  • Deben informar los padres al niño de la llegada de su nuevo hermano/a, con un lenguaje adaptado a la edad del niño. Cuando hablemos del recién nacido es adecuado decir “nuestro bebé” para que se sienta participe.
  • Si se prevén cambios de habitación es mejor realizarlos antes de que llegue el nuevo hijo para evitar que piense que la llegada del nuevo hermano le desplaza.
  • Visitar a amigos que hayan tenido bebes recientemente, que vaya a las visitas del ginecólogo.
  • Elegir el nombre del bebé juntos.
  • Dedicarle todo el tiempo posible, por ejemplo, cuando el bebé este durmiendo.
  • Enseñarle canciones de cuna, para que participe en el momento de dormir al bebé.
  • Reforzar todo lo que haga el niño para cuidar de su nuevo hermano/a y colaborar.
  • Es importante no juntar la llegada de un nuevo hermano, con un cambio de domicilio, ir a la guardería, etc.

 

OPINIÓN PERSONAL

Con este caso el mayor aprendizaje que obtuve fue, poner de relieve una vez más, que las actitudes de los adultos afectan a los niños, es decir, que no podemos dar por hecho que nuestros hijos, “no se enteran” de lo que está pasando, que no hace falta que les expliquemos las cosas o que no se dan cuenta de nada… eso no es así. Este caso nos demuestra que cuando realizamos un cambio importante en nuestras vidas (un cambio de residencia, de trabajo, de pareja) o llega un nuevo miembro a la familia, como es el tema en cuestión, debemos darle una explicación, siempre adaptada a su edad, a nuestros hijos.

Tenemos que hacer que se sientan parte de ese proceso, que sepan que a ellos también les concierne y sus sentimientos y opiniones son importantes. Los niños no saben gestionar sus emociones, no saben por qué cuando ven a su hermano recién nacido le quieren hacer llorar o por qué les da rabia ver como su madre lo cuida, ayudarles a gestionar esas emociones es papel de los adultos.

BLANCA JORGE CANO

26 Promoción

CV-12219

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies